Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El matrimonio feliz

Para que haya una discusión, mínimo se necesitan dos.

08/07/2011 11:47:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Esto se aprende fácilmente en el matrimonio... y también en la política.



Una pelea, una discusión, un altercado, por lo regular deja marcas, palabras, ofensas que quedan grabadas en piedra o en madera, que a pesar de que se limpie, se seque, resane o pula, la herida queda... en el matrimonio como en la política.



Es lo mismo que ocurre con el affaire Elba Esther y Yunes Linares... se ha desatado una discusión que no tiene pies ni cabeza.



Es innegable que a nadie está  beneficiando esta pelea pero sí a varios perjudicando. Es en sí, la aplicación de la ley del Calcetín en todo su esplendor.



II



Llega un hombre a un hotel, pide un cuarto. Apenas se instala, empieza a sufrir estertores intestinales de ésos que ponen la piel de gallina y un frío recorre por tu espalda. De inmediato se dirige al sanitario pero... ¡oh! la puerta está trabada... empuja, da un empellón, forcejea con el picaporte ¡y nada! Y los estertores intestinales se agudizan ahora, además del frío espinal, un ligero temblor en las piernas que hace imposible el sostén del cuerpo...



Desesperado, llama a recepción para que vengan a abrir la puerta del baño. “En un momento, por favor...”  fue la respuesta pero no llegaba nadie a abrir la maldita puerta mientras que las fuerzas intestinales iban cediendo paso a esa mole que intentaba salir de sus entrañas.



No lo pensó más. Se deshizo de un zapato, se quitó el calcetín y lo ocupó para “hacer del cuerpo”.



El alma volvió a sí. Las malas vibras se alejaron de él y una dicha escatológica apareció  fugaz en su rostro pues su mano sostenía todos los males del planeta en un calcetín.



La intención de deshacerse del calcetín en el baño se desvaneció porque aún estaba la puerta atascada. Tirarlo al cesto de basura al lado de su cama no le daría un olor agradable por la noche, así que decidió acercarse a la ventana y arrojarlo al vacío sin importarle a quién madres le cayera. La dicha de haber resuelto sus problemas hizo que empezara a girar y girar el calcetín cual si fuera honda de David y supuso que la pérdida de peso era por la velocidad que iba adquiriendo el calcetín a cada vuelta.



Al arrojarlo de inmediato se ocultó para no ser sorprendido en una risa traviesa pero al voltear, pudo observar que la fuerza centrífuga había hecho de las suyas salpicando de mierda todo el cuarto...



III



Así, exactamente, es la pelea de Elba Esther con Yunes Linares. Un calcetín de mierda girando y girando cada vez más rápido. Salpicando, ensuciando y llenando de copro al que esté cerca.



Ya tenemos allí salpicados a Tomás Ruiz, Ulises Ochoa Valdivia, Isaac González, Ernesto Callejas Briones y el misanteco Gustavo Moreno Ramos... ¡Ah! claro, y el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.



El asunto es la negación... estás lleno de copro pero insistes en decir que estás limpio. ¿Por qué razón? Pudiera ser por la costumbre. Por ejemplo: Los cerdos (me refiero a la raza porcina, no a los políticos) acostumbran a darse baños de lodo y no piensan que están sucios por ello. Hay algunos escarabajos que arrastran bolas de copro y es allí donde habrán de nacer sus hijos y no lo ven sucio... Hay perros que comen heces de otros canes porque éstas sencillamente a ellos les huele rico por los alimentos ingeridos y no por ello hacen asco los que se la comen... ¿será que los políticos estén acostumbrados a tener la mierda en la cara y por eso se digan limpios? No creo...



IV



Les decía al principio que los políticos deben ser como los matrimonios felices... si hay que reclamarle algo a la señora o al señor ¡nunca en la calle! ¡nunca en la fiesta! ¡nunca en casa de los suegros! ¡mucho menos en la de los amigos o compadres! ¡y por nada del mundo enfrente de los hijos! Los políticos se van a reclamar siempre en la intimidad, en lo oscurito, en donde nadie los vea y mucho menos los oiga, por si se avientan mierda, nadie más salga salpicado... por supuesto, Elba y Yunes ¡ya no es un matrimonio feliz! 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

IMSS, con olor a milagro

El olor a chocolate me alteró los sentidos..

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!