Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Apoyar es el verbo

Más que hermanamiento pareciera que fue un pacto.

07/09/2011 08:13:39 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No entre ciudades, sino entre priistas. En este caso Javier Duarte y Enrique Peña Nieto.



Vamos, el PRI es el único partido que no tiene precandidatos… es más, ni precandidato, así en singular. El tricolor ya tiene a su candidato investido en la figura del aún gobernador del Estado de México.



Es por ello que la visita que realiza el mexiquense a Veracruz, no es de a gratis. Sabe lo que representa el Estado en materia electoral. Por ello su balconazo.



Aún mejor: Javier Duarte sabe lo que puede significarle a Peña Nieto Veracruz en proporción de los votos que en 2012, puede darle el estado al candidato del PRI a la presidencia de la República.



Por eso, Javier Duarte ya está trabajando en ello.



Conste, pongo “Javier Duarte”, que no el Gobernador bajo la ingenuidad del que escribe para pensar que se puede ser uno y otro.



Luego entonces, bajo el supuesto de que es seguro que Peña Nieto triunfe arrolladoramente en el Estado de México, pero no así en el DF, tiene que reforzar sus votos en un estado que tenga la leyenda de “Reserva Electoral”.



Para ello, Javier Duarte, el priista, junto con todos sus correligionarios, deberá enfocar todas sus baterías para cumplir con la cuota que deje huella en el ánimo de quien podría ser el presidente de la república porque en ello, es un hecho, Javier Duarte de Ochoa se juega su futuro político.



Luego entonces, Javier Duarte y el PRI, juntos y por separado, deberán trabajar en tres puntos sustanciales, de aquí a las elecciones, para garantizar no el millón y medio de votos con los que ganó en los pasados comicios como Gobernador, sino el doble, si se puede…



Los puntos sustanciales, desde mi humilde punto de vista son los siguientes:



1.- Convencer a Veracruz de que se está haciendo un buen gobierno y de llegar a ser un presidente emanado del PRI, el único beneficiado serían los veracruzanos.



2.- La elección de los candidatos a diputados y senadores debe ser hecha con pinzas, con precisión de relojero o pulso de cirujano, en aras de que no sólo garanticen el triunfo, sino copiosos votos. De nada servirá un triunfo si es apretado.



3.- Convencer a la gente para salir a votar.



Sobre el primer punto, el tema inmediato al que debe enfrentar el gobierno estatal sería la (in)Seguridad, dejando al empleo, educación, salud y vivienda, en segundo término. Abordar el tema como lo es, sin tapujos ni dobles líneas, podría generar al menos un poco de confianza, misma que al menos en un gran sector, se ha perdido. Ejemplo: Caso Maruchi y Gilberto. Las consecuencias de un acto precipitado (no por los twitteros, sino por las autoridades ministeriales) conlleva a un resultado negativo por cualquier bando: Si dejan en libertad a Maruchi y Gilberto, será malo para la Procuraduría porque evidenciará su erróneo entendimiento de las Leyes. Si sentencian a los twitteros, será malo porque se verá a un Gobierno ansioso de sembrar temor entre sus habitantes con una mal entendida aplicación de la Justicia.



Sobre el segundo punto, la mayoría de los “líderes” con los que cuenta el partido son “hechizos” y los auténticos, está demostrado en la tierra de los cuatro barrios que son malos servidores públicos. Los “hechizos”, por su parte, se vuelven bondadosos, entregan láminas, becas, van a colonias, etcétera, pero en cuanto llegan al puesto deseado, se olvida la mayoría de sus promesas... dije “la mayoría”. El mejor ejemplo de ello se plasma en “la mayoría” de nuestros diputados, más preocupados por servir al Gobernador que a sus representados.



En pocas palabras, elegir a los mejores candidatos, está sumamente difícil pero no imposible.



Sobre el último punto, convencer a la gente para salir a votar... ¿mmm? A lo mejor pudiera resultar hasta contraproducente. Quizás lo mejor sería que la gente no fuera a votar...



Por supuesto, no hay que olvidar una cosa... Calderón “gana” en una elección de abstencionismo con 15 millones de votos y con ventaja de 236 mil sufragios por encima de El Peje.



En cambio Peña Nieto, cuando contendió, obtuvo un millón 800 mil votos a favor con una diferencia sobre su más cercano contrincante de 900 mil votos.



En el caso de Veracruz, Javier Duarte si no mal recuerdo, es el Gobernador con más votos en la historia de Veracruz, con un millón 392 mil votos pero con una diferencia muy corta de 84 mil votos.



Y qué decir de Marcelo Ebrard, quien en el DF obtuvo dos millones 215 mil votos, doblando en sufragios a su más cercano contrincante. Sí... en el PRI, las cosas están para pensarse. ¿Bastará la cara bonita de Peña Nieto y su esposa de fantasía (digo, por haber sido estrella de tv) para competir en buena lid en la contienda que se avecina? Los priistas tendrán que hermanarse si es que quieren regresar a Los Pinos. Entonces, “el hermanamiento” no es más que un pacto: Yo te apoyo, tú me apoyas... la perfecta conjugación del verbo en el PRI. 




PD Obra de teatro



Primer acto: ¡Glu, glu, glu!



Segundo acto: ¡Glu, glu, glu!



Tercer acto: ¡Glu, glu, glu!



¿Cómo se llamó la Obra?



R: El Informe de Peña Nieto. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.