Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Primer Informe

Llevo más de 20 años laborando en torno a la política y sinceramente, desde mi muy particular punto de vista, si hay algo más aburrido en un político, son sus informes.

15/11/2011 01:56:36 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Por supuesto, les doy el beneficio de la duda y he de pensar que cada uno de nuestros políticos en labores de representación popular o como funcionarios públicos, cuando tienen que rendir un informe, de seguro tienen cosas interesantes qué decir...



El asunto para mí, es ése: Decir a quién.



Vaya, nunca he oído en la señora de los pollos que mencione con énfasis y emoción: “¡Hoy es el informe del Gobernador... o del diputado... o del presidente... o del alcalde”... tampoco al ama de casa... al obrero... al campesino...



El énfasis y la emoción en torno a un informe quizás lo escuché en alguna ocasión con el señor que vendía paletas o nieves... en espera de que, a sabiendas de que no faltan las porras, los matraqueros, los acarreados y los paleros a echar hurras, era seguro que la venta de su producto sería un éxito... ¿habrá neveros mañana en el Congreso o el Museo de Antropología?



En algún tiempo, los burócratas sólo estaban interesados en el Informe del Gobernador a razón de saber si los mandarían a hacer bulto en el Congreso para evitar que entraran “personas indeseables” que con sus voces intentaran empañar el discurso del mandatario, además de que su presencia les garantizaría la tarde libre de sus oficinas.



Ahora, con sinceridad, ¿qué espera usted escuchar en un informe, sea de quien sea?



Vamos, hemos de ser abiertos, nunca he escuchado a un gobernante o funcionario público, que en su informe, nos diga:



* “Ciudadanos, he de reconocer que la mala administración del gobierno anterior, estuvo a punto de llevar a la quiebra al Estado...”



O algo como esto:



* “Ciudadanos, al revisar las arcas estatales, debemos sentirnos orgullosos de que no estemos tan jodidos como Humberto Moreira dejó a Coahuila...”



O quizás una situación como la siguiente:



* “Queridos veracruzanos: He de reconocer que me tardé en zafar al Procurador anterior y tuvo un costo político-mediático muy alto...”



O tal vez esto:



* “Estimados gobernantes... ante los primeros hechos de violencia que se desataron en nuestra entidad, acepto no haberles hablado con la verdad...”



Al contrario... en todos los Informes siempre hemos de escuchar palabras y lugares comunes que, lejos de animarnos, de apoyar y ofrecer nuestro granito de arena como ciudadanos, nos invitan a mantener sana distancia de la demagogia triunfalista...



En el Primer Informe de Javier Duarte, uno espera, más allá de declaraciones triunfalistas, realidad. Que no baste decir que fue un año difícil, porque debe creer y entender que la mayoría de los veracruzanos no recuerdan un año de bonanza ni de abundancia...



Vamos, pero también se entiende sus compromisos para con el pasado inmediato y no podemos exigirle mucho porque la fidelidad, el cariño, el respeto por quien hizo lo que hoy es Javier Duarte, se le debe de comprender... pero sí pedirle que si hay un compromiso con el pasado inmediato, éste debe ser secundario ante el compromiso con el presente demandante y el futuro que lo habrá de juzgar.



Trabajo ha hecho. Uno cree que es a largo plazo y por mi parte, estoy en espera de ver los resultados... a largo plazo.



Así que puedo pensar que un Primer Informe no dará a los veracruzanos las respuestas tangibles, asibles, palpables en sus bolsillos que año con año, gobierno tras gobierno, espera... hoy, por mi parte, no he de exigir mucho apostando que es a largo plazo lo que hay que hacer... nada más un punto he de exigirle y lo repito: Su compromiso, está en presente y futuro, y es con los veracruzanos en general... 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.