Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Las decisiones de Javier Ciudadano

Javier Ciudadano llevó su carro al mecánico. Un enorme bache, producto de estas lloviznas pertinaces, le destrozó el ring.

04/01/2012 01:54:42 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


–¿Para cuándo me lo tiene listo, maestro?



–¡En tres días jefe!



Con la confianza depositada y un adelanto, Javier Ciudadano se retiró en espera de que en dicho plazo, su problema estuviera resuelto. Su paso lo encaminó al sastre pues le urgía un nuevo traje; habría de casarse en tres meses.



–¿Para cuándo me lo tiene listo, maestro?



–En un mes, jefe...



Satisfecho, con la confianza depositada y un adelanto, se dirigió entonces con el maestro albañil.



–Me urge que amplíe mi sala y la recámara principal de esta casa porque en tres meses me caso... ¿para cuándo lo tendrá?



Cuentas, cálculos en papel estraza, ojos mirando al cielo y un largo suspiro, concluyó en dos meses, exacto para que todo estuviera listo para su boda.



Sí, confianza depositada y un adelanto también.



Entonces, a los tres días, se presentó  en el taller mecánico ¡y el carro aún no estaba listo! es más, evidenciaba que ni siquiera lo habían movido ni un tantito.



–¡Ooops! Pues lo que pasa, jefe, es que ya ve cómo han estado las lluvias y pues llegaron otros carros más fáciles de resolver que el de usted, ¿porque le dije que va a estar canijo su asunto? ¿no? Pues se lo digo, y lo más seguro es que me tome otros dos días arreglarlo...



Ahí vino el dilema: Pedía que le remolcaran el carro a otro taller o se lo dejaba otros dos días al mecánico para arreglarlo...



¿Usted qué hubiera hecho en lugar de Javier Ciudadano?



Tras el plazo cumplido para el sastre, Javier Ciudadano se hizo presente para llevarse el traje en su carro que ahora tenía un raro sube-y-baja en el ring “nuevo” sin contar lo caro que le había salido la “compostura”. Pero... ¡el traje aún no había sido terminado!



–¡Oiga! me caso en dos meses... tengo que checar preparativos, salón ¡y todavía no tiene el traje!



–Debe usted comprender que un traje para esta ocasión tan especial requiere de su tiempo, de su espacio, dejar que respire la tela, dejar que el hilo se suavice y que las tijeras no les dé la luna llena porque si no, el traje se constriñe... se aprieta... deme quince días y lo tendrá listo.



¿Usted qué hubiera hecho en lugar de Javier Ciudadano?



Javier Ciudadano no quiso esperar a que pasara el mes para ver al maestro albañil. A madrazos y tumbos de su carro llegó a la casa que habría de habitar y ¡exacto! poco avance en la obra y los pretextos sobraron: que la lluvia, que los recursos, que los proveedores, que las fiestas patronales, etcétera... veinte días más después del plazo acordado y la casa estaría lista...



¿Usted qué hubiera hecho en lugar de Javier Ciudadano?



Sinceramente, no lo sé, pero es seguro que el Gobernador les hubiera dado una ampliación a su trabajo aunque ello implique mayores gastos.



Sí, así es como veo esa ampliación del periodo de gestión de alcaldes, de tres a cuatro años.



Lo encantador de todo esto, es que tanto Gobernador como diputados (los que aprobaron esta Ley) asumen actitudes unilaterales en donde creen que eso es lo que queremos los ciudadanos: ¡alcaldes de cuatro años!



No sé el lector, pero a mí, no me interesa que tengan un año más los alcaldes. Las cosas que me interesan como ciudadano son más simples: Calles limpias, alumbrado, seguridad, ¡vialidad sin tantas broncas!, carros que no contaminen, ¿empleo? ¿me lo va a dar el ayuntamiento? No creo, porque a lo mejor soy corto de vista pero a un presidente municipal lo veo como el administrador de una ciudad nada más, ahora que si es generador de chamba, ¡bien!



Pero para que no digan que soy un “contreras”, me gustaría saber por qué, si el tema de los ayuntamientos es lo más cercano que podemos tener los ciudadanos, no fuimos tomados en cuenta en un simple referendum... ¡vaya! en una encuesta, en un análisis donde la participación ciudadana se hiciera presente con estudiosos del tema.



Vaya, si en un grueso de países centroamericanos y sudamericanos, los alcaldes o como quiera que se les llame, sus periodos son de cuatro años o más, no veo por qué en Veracruz no. El asunto es que hay modos y otras prioridades que atender que tener alcaldes por cuatro años...



Ejemplos: Dos.



1) Educación y 2) Campo laboral.



Pero no una educación de A, b, c... sino esa que refiera a ¿por qué el A, b, c? exacto, una educación que vaya más de un simple adoctrinamiento y memorizar, que se acompleta con la televisión, antes que razonar.



2) ¿Para qué queremos miles y miles de empleos para profesionistas y no profesionistas de $1500 quincenales? Creo que nuestras autoridades confunden empleo con “subempleo”.



A lo mejor haya otras prioridades más urgentes que las que planteo y conste que no me meto en lo que plantea Pola Estrada, al definir esta reforma a la Ley como “un atraco a los ciudadanos (...) ya que al desfasar las elecciones de ayuntamientos con la de diputados locales y con la de gobernador, el Estado de Veracruz tendrá más procesos electorales generando con ello un gasto de aproximadamente 500 millones de pesos por cada proceso electoral, ello sin contar las elecciones federales. La reforma al artículo 70, implica que en Veracruz haya 25 elecciones en tan solo 30 años”.



Cuauhtémoc Pola Estrada, dirigente de Movimiento Ciudadano, hace un llamado a los cabildos de todo el estado “a que nos unamos en un frente, votando en contra, en sus respectivos cabildos, para no permitir que la reforma de mérito sea aprobada por la mayoría de ayuntamientos que se requieren”.



En fin... la decisión de tener alcaldes de cuatro años ahora compete a los 212 cabildos de Veracruz y por supuesto, ninguno de los ayuntamientos habrá de tomar en cuenta la opinión ciudadana... ¿para qué? si el gobernador, los diputados y nuestros alcaldes creen saber cuáles son nuestras necesidades que para qué se preocupan por preguntarnos..



¿O usted qué hubiera hecho si fuera Javier Ciudadano? 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com


Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"