Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Silencio

Tres días de reposo... eso me dijo el doctor. No hablar ni esforzarme en ello. ¿Qué fue? Ni idea. Pero arruinó mi fin de semana.

22/01/2012 23:50:06 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No pude ir a grabar el registro de Héctor y Pepe Yunes en sus aspiraciones al Senado ni asistí a la toma de protesta de Erick Lagos como dirigente del PRI.



En sí, permanecer en silencio tratando de comunicarme por medio de señales con mi esposa es a veces sumamente difícil aun cuando tengo un abecedario que alguna prima, en mi infancia, me enseñó.



No, no porque mi prima fuera sordomuda... tenía un lenguaje de señas para pasar y que le pasaran respuestas durante sus exámenes en sus años mozos de secundaria.



Pues ese lenguaje se lo intenté  enseñar a mi mujer pero creo que a veces le choca estar adivinando mis señas.



II



Recuerdo el caso de un amigo sordomudo, que un día, caminando por la avenida Xalapeños Ilustres, me lo encontré, lo saludé, con señas intercambiamos preguntas y respuestas, y cuando me despedía, sacó un celular y me pidió mi número. Ya se lo di y tomé el suyo. Nos deseamos lo mejor y cuando me di la vuelta caí: ¿Para qué querría mi número de celular si era sordomudo?



Por supuesto, en ese momento no pensé  en los mensajes por celular... y se me hizo en ese momento absurdo...



Bueno, no tanto... aún sigo esperando su mensaje.



III



Todo empezó el viernes.



Fui a desayunar con el amigo Vicente Luna. Mientras esperaba su arribo al restaurante, tomaba café  y un pan con relleno de chocolate. Llegó y empezamos a platicar. Todo iba perfecto. Como siempre, nuestra charla era con el ánimo de componer el mundo. Ya casi teníamos resuelto el Universo cuando me pusieron una copa de yogurth con frutas. Un bocado, dos bocados y después, un intenso dolor en la garganta... sí, fue explosivo. No lo esperaba ni hubo nada que lo anunciara. Seguimos desayunando pero mi alimento se volvió tortura.



Terminamos y hablé a la mujer para decirle que algo me estaba pasando en la garganta. Mientras me dirigía a la oficina, ella buscaría a un otorrinolaringólogo que me atendiera.



Subí a la moto y la tortura se hizo más intensa. Sus ligeros movimientos trepidatorios al pasar por baches, calles onduladas o topes, se proyectaban en la garganta.



Llegué al trabajo, chequé  lo que faltaba, ofrecí disculpas y me tuve que retirar. Ya el hablar, reír o cualquier cosa que saliera o entrara por mi garganta, era doloroso. Llegué a la casa, me instalé en la computadora y desde allí, todavía me di la oportunidad de dirigir el cierre del semanario ante los cambios que se dieron.



Y a esperar la cita con el doctor.



IV



Salí y decidí tomar un taxi y con esfuerzos, le di la dirección aproximada del consultorio. Creo que le hice la tarde al ruletero, porque habló hasta por los codos sin interrupción alguna ante mis continuos asentamientos de cabeza.



Al llegar al consultorio y tras murmurarle mi malestar, me preguntó si tenía contacto con químicos o si era alérgico a algo... pensé en mi alergia a la estupidez humana pero creo que no era a lo que se refería. Me revisó y me puso dos alternativas: Que me hicieran unos rayos X o una endoscopía en ese momento: Fue lo segundo ante la inmediatez y seguridad que daría su observación... bajo una advertencia: No habría anestesia para no alterar órgano si estaba dañada mi garganta.



Tras una expicación rápida y breve de la endoscopía (como si no lo supiera... Grrr) abrí la boca, sujeté mi lengua y la cámara inspeccionó mi tubo hasta el punto de la molestia...¡y nada!



Al menos quedó descartada una inflamación de epiglotis y a su vez influenza que según el galeno, habrían llevádome al hospital. Bacteria o virus. Medicamento e inyección. Y silencio. Mucho silencio.



V



Es cierto, el dolor ha disminuido. Como sin angustia pero no puedo hablar porque al hacerlo, me empieza a molestar. Así que recurro a las señales de un viejo lenguaje que alguna prima aprendió en la secundaria para que pasara o le pasaran las respuestas en los exámenes... aunque de poco me sirve, pues se despera un mucho... pero hemos de verle el lado bueno de las cosas: La mujer lleva dos días hablándome sin que la interrumpa para nada.



Veremos mañana si ya puedo cantar... al menos en la regadera.



¡Chin! Debí haber ido al registro de Héctor y Pepe así como a la toma de protesta de Erick... ¡quién no dice que tengo un virus y hubiera contagiado a muchos políticos que quisiera verlos callados, sin hablar, ni hacer ruido! Bueno, ¡Ya será para la otra! 




e-mail: dor00@hotmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...