Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
Las Barbies y Mercurio

Le pregunto a mi sobrina Nubia si vio algo fuera de lo normal la noche del pasado viernes en el concierto del grupo 90tero “Mercurio”, allá en Bar Río.

09/03/2012 02:04:24 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Su respuesta es “no”.



Le insisto si no vio escándalo, gritos... ¡algo que destacara! Me vuelve a decir que lo normal... mujeres gritando, tomando fotos, diciendo una que otra cosa a los chavos de “Mercurio”, pero nada en especial... entonces ella devuelve la pregunta: ¿Por qué?



Ya le platico que, este jueves, fue cuestionada la alcaldesa por el “escándalo” que hicieron algunas funcionarias del gobierno municipal de Xalapa precisamente en ese concierto donde ella estuvo...



Dubita, medita y responde una vez que tiene el contexto y la respuesta es la misma: “No, no vi nada más que lo normal”.



¿Lo normal?



Sí, en un concierto lo normal es gritarle a tu ídolo, tomarle fotos, intentar tocarlo y las más osadas, quizás, robarle un beso.



En fin... dejamos la comunicación y continúo mi trabajo... a los cinco minutos, una llamada: Es Nubia.



–¿Qué pasó, hija?



–Sí pasó algo...



Me dice que la amiga con la que iba (nos reservamos su nombre... a ella no le pedí permiso para citarla) le dijo que “las Barbies” estaban adelante de ellas y que una intentó o le agarró el trasero a uno de los integrantes del grupo, razón por la cual, los “Mercurio” pidieron reforzar la seguridad en esa área (no me refiero a su trasero, sino al punto donde ocurrió el incidente).



Por supuesto, mi sobrina no sabe quiénes son “las Barbies” y estando a una distancia mínima de ellas, no notó nada raro hasta que se lo platicó alguien que ubicó a las funcionarias del Ayuntamiento... mientras, ¡no!



Y es que en un concierto, se supone que los asistentes tienen ojos para una sola entidad: la que está arriba del escenario. Los demás, los espectadores, pasan a formar parte de una masa, de un conjunto... a ser fans...



Las Barbies, según una nota, son Elisa Flores, Dary López y Flor Ruiz, de Oficialía de Partes, Turismo y Jurídico del Ayuntamiento de Xalapa, aunque hay quienes invitan al clan a Faride, hermana de Flor, quien aclaró al reportero que esparció el “escándalo de Las Barbies”, que ella no estuvo allí.



Dice Elizabeth Morales que sus empleados en su horario laboral, son eficientes... vaya, es una forma de decir que fuera del Ayuntamiento pueden hacer y deshacer... en una lógica simple, sí, Elizabeth tiene razón pero en términos estrictos, no, no tiene razón.



Además, difiero de la declaración de Elizabeth respecto a sus empleadas cuando dice: “es gente preparada, profesional, con una cercanía a la gente y que cumple con su trabajo...”



Es que de seguro no ha visto cómo está el parque donde vivo... a mí no me importa que se embriaguen, que escandalicen o que le agarren el trasero a un muchacho... pero sí le reclamo que no esté al tanto de cómo tiene la periferia de la ciudad...



Y es que lamentablemente para la alcaldesa de Xalapa, su imagen (la que cuida mucho) se verá reflejada en la actuación de cada uno de los empleados más cercanos a su círculo, no importando si está o no en horario de trabajo...



Vaya, es como si uno de sus empleados golpeara cada viernes por la noche a su mujer y saliera a la luz pública el evento. Ni modo que dijera: ¡Pero es un buen director!



Difícilmente Elizabeth podrá separar el horario laboral y los días libres de sus empleados porque si hacen algo que “horrorice” a nuestras damas (y caballeros) de la Vela Perpetua, igual pasará a ser criticada, juzgada y crucificada por el perdón de los pecados de sus colaboradoras.



¿Se emborracharon? ¿escandalizaron? Cualquiera de las damitas presentes quizás lo hizo. ¿Que también le agarraron el trasero a uno de los Mercurio? Mi sobrina dice que de haber tenido oportunidad, ella lo hubiera hecho... “¡Quién les manda a estar tan buenos!”: dixit Nubia.



El asunto es que queremos servidores públicos inmaculados, perfectos, sin lugar a duda, porque les podemos perdonar que sean corruptos... pero que atenten contra nuestra impecable moral ¿qué acaso están locas?


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.