Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Democracia con escote

Es absurdo el IFE al ofrecer disculpas por el atuendo de la edecán más famosa de Mexico.

07/05/2012 23:45:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Digo “absurdo” porque se le está dando más importancia al mal gusto y buen busto de una edecán que vino a echar abajo la teoría warholiana de quince minutos de fama para ubicarla en ¡quince segundos de fama! Es el tiempo en que dicen, aparece en escena la famosa edecán.



Y digo mal gusto por aparecer ¿en un vestido de coctel acaso? cuando la solemnidad del evento te pedía mínimo un traje sastre.



Y digo buen busto porque el escote evidenció dos de los grandes atributos de la joven playmate y nadie puede negarlo.



No obstante ella, el ejercicio democrático entre los cuatro candidatos dejó ver algo más que curvas y un busto tan generoso como el escote... permitió ver a los candidatos un poquito más en su papel.



Por ejemplo:



Gabriel Quadri sin duda alguna se pudo haber llevado la noche de no ser por Julia Orayen. El candidato del Panal fue claro, atinado, con idea precisa de su intención, vamos, una persona preparada y además, con sentido del humor al declarar que la presencia de la edecán “lo puso nervioso”.



Andrés Manuel López Obrador se mostró como siempre: con perfecto dominio sobre las tablas, conocedor de los temas que abordó y punzante, ácido en sus comentarios y hasta ocurrente con sus comparaciones y analogías históricas.



Josefina Vázquez Mota quizás fue la misma. Si bien fue incisiva en sus señalamientos contra el candidato del PRI, le falta la emoción que contagie y la chispa que provoque una explosión masiva en sus dichos. No obstante, no me dejó mal sabor de boca.



Es Enrique Peña Nieto quien sorprende. ¡Vamos! Si usted vio el debate, dígame si no esperaba verlo resbalar, cometer una estupidez, decir una pendejada. Se defendió como pudo y sin ser palero, he de reconocer que no es el mismo Enrique Peña Nieto de la FILU al del debate. Quizás le falte analizar que no está bien eso de que “le faltaba tiempo” para responder a las críticas porque sencillamente es el mismo tiempo que tuvieron los demás participantes o eso de que “lo estaban atacando”. El papel de víctima es bueno sólo en las telenovelas...



Las propuestas, para mí, salen sobrando porque no son más que buenas intenciones en los cuatro. Del dicho al hecho... Aquí, en el debate, es más para mí, un juego de ideas, de confrontación de pensamientos, de esgrimir argumentos y pudiera decir como ciudadano, que estuvo bien, pero puede estar mejor...



Quizás debiéramos valorar ese juego de palabras que hubo entre ellos y exigirle más el IFE que rompa su acartonado procedimiento donde los temas y preguntas fueron estudiados con tiempo.



Por eso, si ofrece disculpas el IFE, creo que no debe ser tanto por el atuendo de Julia Orayen, la edecán, sino por acartonarse demasiado en sus métodos de debate... al menos yo quiero verlos más fuertes, más agresivos, más naturales, con sus propios errores y defectos ante preguntas y temas, que no esperen ni imaginen, que los agarre de sorpresa...



Mientras, tenemos las siguientes dudas en torno al próximo debate:



a) ¿La edecán participará el diez de junio en el otro debate?



b) ¿Playboy será patrocinador del siguiente debate?



c) ¿Habrá un nuevo refrán: jalan más un par de tetas que un debate?



d) ¿Alguien vio qué feas estaban las zapatillas de la edecán o soy el único fijado?



e) ¿Por qué decían que la edecán con ese escote parecía rusa?



f) ¿El escote de Julia era una especie de vaticinio de que uno de nuestros candidatos vivirá de la ubre presupuestal?



g) ¿Alguien creyó que llevando a esa edecán se le vendría abajo el ratting a Salinas Pliego?



h) ¿Tendrá el mismo éxito el debate del diez de junio si no va Julia?



i) ¿Los quince minutos de Warhol serán sustituidos por los 15 segundos de Orayen?



j) ¿El IFE pondrá una agencia de edecanes?



Éstas y otras preguntas se quedan en el limbo mientras esperamos el próximo encuentro de nuestros candidatos en un debate donde es claro que hoy por hoy, nuestra democracia tiene escote.


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.