Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Viejos y jóvenes

Humberto Navarro González, quien se ostentó como asesor del PRI, muere de un paro cardiaco en la habitación de un hotel en el DF... dicen los que lo vieron entrar, que llegó con una joven mujer.

23/05/2012 09:39:57 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Si bien es lamentable el deceso de todo hombre en esa circunstancia, al igual que el de morir cagando, tiene algunos puntos que hay que destacar para poder entender al PRI...



En los viejos cabe la experiencia aunque no implica que todo viejo sea experto y tampoco que el ser viejo, sea bueno. Vale la pena siempre un ejercicio de retroalimentación.



Conste, usar el término “viejo” es con toda la intención de sacudirme eufemismos como “adultos mayores” o “de la tercera edad” y simplemente referirme a la palabra tal cual es.



Yayo Gutiérrez es de los viejos que disfrutaba aprender de los jóvenes, de sus gustos, de la tecnología... un día me llamó para escuchar un CD o un cassette que le había regalado Fernando Nachón, autor de “El Diario de un Pendejo”. Entro a su oficina, me acomodo en la sala y empiezo a escuchar cierta melodía que se me hacía conocida... ¡The Wall! ¿Pink Floyd? Sí, era Pink Floyd y cuando volteo a ver a Yayo, tenía los ojos entrecerrados y estaba disfrutando la música... “Son buenos”, me dijo... ¿O chingones?, no recuerdo...



Sí, Yayo sabía sacar provecho de los jóvenes en el mejor de los sentidos... se alimentaba de ellos y a la vez, nos convidaba de su experiencia... todo tenía una razón, un motivo, un porqué... las ideas que se le ocurrían las iba haciendo en la marcha a manera de irlas perfeccionando apoyado por un grupo de chavales que conformaba la redacción en su mayoría y el más viejo, don Yrineo, era otro joven en cuerpo de viejo.



Una vez me llama Yayo a la dirección y me dice: “Al chile, cuando me voy, ¿echan desmadre?” y le respondo: “El mismo desmadre que cuando usted está”... y cómo no, si estaba rodeado de jóvenes donde el más chaval tendría 17 años... ¡el Danny Boy! Yayo lo entendió... ¡cómo contener la energía de los jóvenes!



He tenido el gusto de platicar con otro viejo chingón: Carlos Brito. Hablar con él, escuchar sus anécdotas, sus vivencias, su experiencia, es totalmente enriquecedor. Son mentes lúcidas porque, estoy seguro, tanto Brito como Yayo (en su momento), tuvieron la conciencia de saber que no sabían todo y estaban dispuestos a aprender. Lo mismo ocurre con el maestro Guillermo Zúñiga, que es toda una cátedra su plática... eso sí, nomás que no se ponga la camiseta del PRI ¡porque pierde esa brillantez por el apasionamiento! Bueno, creo que lo mismo ha de vivir el joven lo que implica que Memo Zúñiga tenga de cierto modo un corazón de chicuelo en cuerpo de dinosaurio... ¡es broma!



Ser viejo no implica que sea malo... todo en su justa medida y en su justa dimensión... aunque hay que recalcar algo: todo tiene su ciclo.



Ahora que el tema es la juventud y sus manifestaciones, creo que los viejos debemos de estar orgullosos de tener a estos chavos moviéndose, expresándose, clamando y exigiendo... pero también debemos exigirles que sean responsables de lo que han generado con su despertar:



“A ver chavos, ya armaron su desmadre, ya hicieron su relajo, ya despertaron a estas aletargadas elecciones... ¿qué sigue? ¡vamos! ¡muévanse! ¡despierten más conciencias! ¡Vayan a sus casas! ¡platiquen con sus amigos! ¡generen movimiento! y lo mejor... ¡salgan a votar con la misma intensidad con la que se manifiestan!, pero no paren... que no sea nada más flor de un día...”



La paradoja es cruel pero necesaria... el analogismo es crudo pero cierto... el asesor del PRI que murió de un paro cardiaco tenía 82 años, casi la misma edad del PRI y pudiera decirse que ¡los bríos de una joven acabaron con él! ¿El ejemplo no es claro?






e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



pag: www.zoociedadanonima.com



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.mx/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.