Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Cocacola

Alguna vez Ale, mi dentista, me platicó del experimento que en la facultad de Odontología hicieron: Depositaron en un frasco con cocacola, un diente. Pasados varios días, la pieza salió y el maestro la tomó en sus dedos y empezó a friccionarla... el diente empezó a deshacerse.

07/08/2012 01:41:49 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Sí, tras haber escuchado esa historia, mis hábitos alimenticios trataron de cambiar... exactamente: puse “trataron”.


Evito al máximo tomar refresco de cola aunque parece la lucha de un alcóholico evitando la copa de licor... puede pasar una o dos semanas, pero de repente empieza un gusanito en mi interior a reclamar una bola de nieve de limón en un vaso con refresco de cola... y crea que si no hay en ese momento nieve en su casa, la libré... pero si el congelador mantiene un botecito, no resisto la tentación de preparar esa bebida que llaman “Submarino”, sí, porque en su casa es seguro que siempre haya un refresco de cocacola.



Mi lucha continúa... eso sí, ya eliminé desde hace muchos años la Catsup, la hamburguesa de MacDonalds, el pollo del KFC pero es imposible a veces resistirse a ese envase de vidrio o a la lata helada de la cocacola...



II



Por cierto, en Bolivia se hizo un revoltijo tras las declaraciones del canciller David Choquehuanca, quien al invitar al Solsticio de Verano, aseguran que dijo lo siguiente: “El 21 de diciembre de 2012 es el fin de egoísmo, de la división. El 21 diciembre tiene que ser el fin de la Coca Cola, y el comienzo del Mocochinche”...



Sus palabras fueron entendidas como que el Gobierno de Evo Morales expulsaba de Bolivia a la empresa mundial refresquera... la noticia en sí, tenía un sentido lógico más por el espíritu anticapitalista que se vive en esa región sudamericana y porque el payaso Ronald sólo es un recuerdo para los andinos.



Sí... desde el 2002, en Bolivia, no hay MacDonalds.



La empresa quebró con cinco años de estancia porque sencillamente (dicen, no me crea), no pudo competir con la rica gastronomía y sobre todo, el buen gusto de los bolivianos... razón por la cual, con este antecedente y con la mención del “Mocochinche” (bebida con sabor a durazno), las palabras del canciller Choquehuanca parecían ir en ese sentido...



Pero tal parece que no... la Cocacola seguirá en Bolivia.



III



Platicaba con el amigo Daniel, ese joven del que les conté, hace poco, su afición al arco, y me percaté de algo que teníamos en común... admiramos los textos sobre Conspiraciones...



Iluminati, rosacruces, annunakis, magnicidios, orden mundial y por supuesto, grandes empresas transnacionales en un solo sentido: dominar al mamífero homo sapiens (tema para otra columna... algún día).



Por ahí salió a relucir la Cocacola y ese raro hechizo que tiene en el consumidor en una mezcla de sabor y mercadotecnia... Uniformar bebidas y comidas para todos... el asunto es ¿con qué objetivo?



Viajas a cualquier punto del mundo y para no extrañar la comida ¡entras a un Dominós! ¡a un MacDonalds! ¡a un KFC! y acompañas tus “alimentos” con una buena dosis de Cocacola...



Si no tomáramos nuestros textos de Conspiración como lo que son, simples lecturas, el sentido nos llevaría a creer que buscan “envenenarnos” para eliminarnos a través de enfermedades como el cáncer (estoy super-exagerando)... pero siendo objetivos, no es más que el Capitalismo puro, en su mejor esencia, que nos domina y peor aún: nos educa.



IV



¿Usted toma coca? Es posible que sí... y el argumento más simple que puede dar para justificar su bebida es “por su sabor”... y quizás sea de los nostálgicos que extrañe el envase en vidrio y la defienda a capa y espada de la Pepsi y de cualquier otro refresco...



Vamos... también es más simple destapar un envase de coca que comprar limones y preparar limonada.



Al final, el “abrevar” la cocacola tiene una razón más simple: Libre albedrío. Pretextos, justificaciones, razonamientos o lo que usted quiera, salen sobrando.



Por mi parte, admiro a Bolivia porque sus tradiciones y gastronomía vencieron hace años a una empresa transnacional... admiro al chavo de esa tienda de la esquina que no es cualquier tienda, es un X-24 (junto con las Oxxo están tronando a las auténticas tienditas de la esquina), quien me dice ufano, cuando cobra mi Cocacola de tres litros para los chavos de la oficina: “Ya llevo tres años sin tomar cocacola”... espero un día, cuando me asome al refrigerador de la casa, apostar por el antojo de esa agua de jamaica que hace mi esposa y admirarme de pronto, porque dejé de tenerle ganas a un poco de nieve de limón con cocacola.


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.