Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
¡Truenos!

Escucho los truenos... ¿Recuerdan cuando la lluvia era motivo para jugar con aquellas clásicas rondallas infantiles?

19/09/2012 09:40:41 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Era cantar algo así como:






“Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva/ los pajaritos cantan, las nubes se levantan/ ¡Que si, que no, que caiga un chaparrón...”







Escucho los truenos... ¡Cómo cambian las cosas cuando vamos creciendo! en mi adolescencia, recuerdo que en la película de “Poltergeist”, para calmar a un infante, un adulto le dice que cuando vea el relámpago, cuente hasta que oiga el trueno... dependiendo de cuánto tarde en escucharse, será la distancia de la tormenta, si está cerca o lejos...







Realmente a los truenos no les tengo miedo... creo que Harry, mi buen compañero canino, sí. Cada vez que los escucha, si vamos en la calle, me pide con su negativa a seguir dando la vuelta, regresar a la casa... y volvemos sobre nuestros pasos. Es curioso, pero en casa, si lo oye muy cerca, quizás ladre; mientras, no...







A lo que sí le tengo miedo es al relámpago... ahí sí, mis respetos... y es que temo que un rayo me caiga o como coloquialmente se dice: ¡que me parta un rayo!







Los truenos, entonces, no deben significarme más que el anuncio de una tormenta... nada más... o como dijera el poeta Arturo Antonio Torres Muñoz en “Barrunto de Tormenta”:







“Baja, baja, costalito de agua





que la tierra está reseca,





Así canta la hojarasca





Con el viento de tormenta,





mientras al repecho de las peñas





Un ganadero espera





que se cumplan sus deseos.





Ya se ha roto el silencio,





Los callados guacos





Siguen el concierto





de las ranas y las garzas





Iluminadas por pálidos destellos





de los primeros rayos.





¡Que llueva, que llueva!





así cantan los chiquillos





a la virgen de la cueva,





mientras un débil carrizo





ha sido roto por el viento





para crear diminuta flauta





y honrar a la tormenta.”





Bello, ¿verdad? Sin embargo, el Trueno no es igual para todos... por ejemplo:







Para los vecinos de la avenida Luz del Barrio y San Andrés Tlalnelhuayocan, el trueno asume otra acepción para el resto de sus vidas...







Para algunos, será el que tengan que poner a relativa altura sus muebles, electrodomésticos y demás pertenencias, para que las aguas no los dañen...







Para otros, será el recuerdo amargo de la tarde-noche que perdieron sus pertenencias ante el arrastre del agua y lodo que hubo después de la advertencia de muchos truenos....







Para nuestras autoridades de Protección Civil y de Seguridad Pública, así como de instituciones de socorro, como Bomberos y Cruz Roja, significa el prestar ayuda cuando así lo requiera la gente...







No quisiera pensar que los truenos signifiquen para nuestras autoridades estatales y municipales la oportunidad de tener dinero a través de la desgracia de otros en algo que ya se va volviendo previsible en ellos como debiera ser la prevención del desastre: las declaratorias de emergencia.







Los Atlas de Riesgo no dejan de ser buenas intenciones que igual se los lleva el agua cuando ocurre una desgracia por un aguacero... que conste, ya ni siquiera mencionar una tormenta tropical o huracán porque entonces sí, ¡nos lleva la chingada con rondalla, poemas y su Protección Civil guanga!







El trueno entonces, ya no es motivo de juego, barrunto de tormenta ni de miedo, como el de la película de “Ted” (el osito parlanchín), que junto con su amigo, para combatir su temor, inventaron una canción no apta para castos ojos y oídos:







“Cuando escuches el sonido de truenos / no te asustes tanto / sólo toma a tu compañero de trueno y di estas palabras mágicas / chinga a tu madre, trueno / puedes chuparme el pito / no puedes ‘tronearme’ porque sólo eres un pedo de Dios....”







Ojalá el clima sea menos agresivo con nuestra gente en los siguientes días... aquí en Xalapa, en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río, Banderilla, Tlalnelhuayocan y demás lugares donde el crecimiento urbano, la plancha de concreto y el desinterés de nuestras autoridades, han sentado sus reales...





Otras Entradas

Otras Entradas

IMSS, con olor a milagro

El olor a chocolate me alteró los sentidos..

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!