Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Tradiciones

Los priistas debieran estar agradecidos con Fox y Calderón de haber mantenido "inmaculada" su tradición del seis de enero, al nunca haber estado presentes en la celebración de la Promulgación de la Ley Agraria. De haber asistido, no se hubiera hecho tanta alharaca como este domingo, con la visita de Enrique Peña Nieto.

06/01/2013 23:19:22 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Este festejo, la Promulgación de la Ley Agraria, debiera tener una connotación a nivel nacional y no hacerla exclusiva para los priistas veracruzanos; sin embargo, el destino al parecer dio al resto de los mexicanos otra fiesta que no sólo engloba a priistas, también a panistas, perredistas, niños, mujeres, adultos y ruquitos... ¡la rosca de reyes!





Si observamos bien, podemos notar que hablamos de dos tradiciones, una sacada de la manga por parte de los priistas, y la otra, ¡también! por parte de los cristianos.





El seis de enero hace sentir a los priistas veracruzanos "cachondos" ante la presencia del todopoderoso presidente, con lo que se corre el riesgo de que junto con el revivir de esta tradición (la visita del Presidente priista cada seis de enero) resurja otra a la que son muy proclives los priistas: La idolatría al Presidente (en turno)... chingaos... créanme que ya sufrimos con la del Gobernador en turno y en menor medida, con el presidente municipal en turno...





Si el lector tuvo la curiosidad de leer las noticias previas (y créame que las posteriores) al evento, se habrá percatado de "lo bien que le irá a Veracruz" a partir de que hay un Presidente priista en Los Pinos... habrá desarrollo industrial, el campo crecerá, el empleo florecerá, las inversiones lloverán y toda una serie de buenos augurios que por supuesto, no los nubla el primer gasolinazo que vivimos acercando el litro de magna ya a los once pesos el litro...





Sí, pareciera más una carta de Propósitos de Año Nuevo o Petición a los Reyes Magos que noticias.





Y si acaso un nubarrón tratara de interferir sobre el trabajo del Presidente, para eso estarán todos los demás priistas, incluidos gobernadores y senadores a la defensa del Primer Mandatario bajo la oportunidad de poder hacerlo con el pésimo papel que hizo Calderón.





Por otro lado, la Rosca de Reyes nos hace sentir igual de "cachondos" que los priistas (pudiera ser el efecto del chocolate, porque no es rosca si no se toma con chocolate), ante esa rara emoción que embarga a los convidados cada vez que toca el turno a cada uno para tomar un pedazo de pan y ver si se sacan al muñeco... note sus caras, se vive un éxtasis tan cálido por saber quién se hará cargo de los tamales a principios del mes que viene.





¿O será que, muy dentro de nuestra genética, recordemos las roscas saturnales que celebraban los romanos entre sus esclavos?





¡Ah! y es que antes de que los Cristianos metieran un niño a la rosca, los romanos tenían por costumbre meter una alubia. La rosca simbolizaba una corona y quien se sacaba la alubia, ese día, era considerado "Rey de reyes" entre su gente... como si celebraran los Santos Inocentes...





Los cristianos, dados a retomar lo que mejor les convenía de las tradiciones, le dieron otro significado a la Rosca de Reyes que dista mucho de ver quién se encarga de los tamales para el dos de febrero, sino concluye en llevar al niño Jesús al templo para hacer la presentación de la criatura como lo hizo María, según cuenta la leyenda.





En fin... cómo serán las cosas que ambas instituciones, PRI y la Iglesia, sufren por rescatar sus tradiciones. El pino en los hogares ha arrebatado su espacio al pequeño establo donde nació Jesús y se supone que, tanto el 24 de diciembre como este 6 de enero, debiera adorarse; por eso, se aferran a la tradición de la rosca... El Tricolor ya lleva ventaja a la Iglesia... este seis de enero, los priistas no se hicieron roscas y volvieron a adorar a su "niño Dios"...





¡Dios nos agarre confesados si idolatrar al Presidente otra vez es tradición!


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.