Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Del rojo al verde

Dice Gerardo Buganza que el cambio de colores es para evitar invasión de rutas... es claro que de eso sabe mucho el secretario de Gobierno que cambió del azul al tricolor, pero en términos de taxis, no me convence mucho su argumento.

17/01/2013 21:46:10 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Si la memoria no me falla, y el lector me podría ayudar un mucho, hace más de doce años, los taxis eran verde con blanco. Cuando llega Miguel Alemán, creo, les agrega una franja roja; ya con Fidel Herrera, la historia todos la sabemos: ¡rojo fiel!





El ciclo entonces parece que alcanzó a los ruleteros pero, de acuerdo a las palabras del secretario de Gobierno, sólo a los de Xalapa.





Un amigo me cuenta que platicó con un chafirete sobre el cambio de color. Le preguntó si sabía la razón de pintarlos de verde y su respuesta fue simple: "Al menos que sea por estética"...





Para mi amigo, el pintarlos de verde es bueno porque además de ser un color más agradable que el rojo (creo que se hartó de seis años con ese cromo), ayudará a identificar a los taxis que son de Xalapa de los que no lo son.





¿En qué nos podría beneficiar eso? Una respuesta sencilla sería que un chofer de la Seis de Enero, Tlalnelhuayocan, Coatepec o Banderilla, me llevaría a la avenida Ruiz Cortines cuando mi destino es la calle Ruiz Cortines... vaya, tendría la certeza de que no tengo que guiar al ruletero para que me lleve a donde quiero.





A los ruleteros les beneficiaría abriendo un poco el abanico de posibilidades de tener más usuarios por atender pues el universo de ocho mil unidades de servicio de transporte se ha de complicar más con quizás un ciento de taxis "invasores".





Pero... ¿a quién se le ocurrió la brillante idea de cambiar de color los taxis?





Al parecer, fue una propuesta de una organización de taxistas que, al ver que en Córdoba funciona, lo implementan en Xalapa.





(No sé si en mi Orizaba sufran los taxistas por invasión de rutas cuando se rodea de Fortín, Nogales, Río Blanco, Ciudad Mendoza, Ixhuatlancillo y quizás por allí otro municipio que se me escape...)

De acuerdo a entrevista de Angeles González Ceballos, dice el secretario de gobierno lo siguiente: "el cambio de color lo autorizó el gobierno estatal, pero el costo lo tendrán que asumir las organizaciones de taxis, ya que así quedó acordado".





¿Y cuándo fue el acuerdo? ¿Con quiénes fue el acuerdo? ¿Qué partes se involucraron en el acuerdo? Al tener este vacío, me suena más a "autoritario" que a "autoridad" el asunto.





No sé cómo esté reglamentado el cambio de color de un taxi... no sé si sea el Gobierno estatal (como dice Buganza) el encargado de autorizarlo... y es que las dudas vienen cuando el regidor Omar Miranda, en entrevista, comenta que tales cambios deben darse a través del Congreso del Estado, por ende, no porque lo proponga una organización de taxistas... por ende, no porque lo "autorice" el Gobierno estatal...





Insisto: No sé quién tenga razón, si Omar "el Cariño" Miranda o Buganza Salmerón... lo curioso es que, de acuerdo a las palabras del secretario de Gobierno, en Córdoba, tierra del Gobernador, ya no hay taxis rojos; en Xalapa, se pretende desplazarlos... teme el edil que este cambio de color tenga tintes electoreros... con todo respeto a Miranda, no lo creo... pero tampoco le creo a Buganza, con todo y su experiencia en mutar de colores... para mí suena más querer desprenderse del "cromático fiel" ahora que vienen las elecciones, porque a los ruleteros no se les olvida que gracias al ex Gober, un buen trabajo lo echó para abajo con la lluvia de placas; y a la gente no se le olvida que si hay tráfico, en parte contribuyen los ocho mil taxis que circulan por Xalapa ¡sin contar con los que "invaden" rutas"!





¿Qué no está más cabrón resolver el tráfico de la ciudad que pensar en cambiar de color los taxis?





Vaya, como dicen: Nada es verdad, nada es mentira, todo es según el color con que se mira.


Otras Entradas

Otras Entradas

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...