Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Palabrotas

Cuando niño, tan solo citar Apando, era considerado como una mala palabra. Me refería en mi curiosidad a la película basada en la novela de José Revueltas. Mis primas me callaban con shhh y un no digas eso... y durante algunos años anidó en mí la duda sobre qué coños tenía El Apando para que yo no lo supiera... creo que su espanto era por el lugar donde la madre de El Carajo traía las drogas.

04/04/2013 23:00:40 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 



“Coño, no obstante estar prohibida en la casa, era más tolerada que El Apando... Coño era la palabra preferida de mi prima la Güera, quien parecía se había ganado el derecho en la familia de mentar madres, decir chingaderas y por supuesto, gritar coño. Desconozco cuáles fueron los merecimientos para ganarse a pulso el adjetivo de Lépera.



A mis primeras letras escritas hay la anécdota de un disgusto con mi hermana la mediana... mi coraje se plasmó en la tapa de una caja de productos Avón que mi madre vendía con la siguiente frase: Laura es puta.



Cuando mi hermana la descubrió, de inmediato me interrogó: ¿Quién puso esto? ante la ignorancia mal fingida de mi parte y en mi inocencia por partida doble, creía haber evadido a la justicia al pensar que no reconocieron mi letra cuando escribí una palabrota cuyo significado no entendía.



Santiago, el novio de mi mamá, hacía uso de un lenguaje digno de Picardía Mexicana cuando al llegar al taller de los Collía, allá en Orizaba, saludaba al mecánico Chucho, si no mal recuerdo, de la siguiente forma:



¿Cómo estás, hijo de tu perra y arrabalera madre?; has de morir cagando porque me estaba acordando de tu pinche culo...



–Pues aquí estamos atendiendo a cuanto pendejo hijo de la chingada se aparece como tú has de entender, a ver ahora qué verijas traes...



La primera vez que los escuché, de inmediato pensé, ¡se van a pelear! Estaban atentando contra lo más sagrado que en mi mente había: ¡La madre! y una mentada de madre, al menos en la escuela, era una pelea segura... ¡pero no! Soltaban grandes risas y se abrazaban efusivos...



En mi infancia no había putos, homosexuales o gays... los llamaban jotos, maricas o si uno se quería oír elegante: raros.



¡Lesbianas, mucho menos! Nada de tortilleras o machorras... simplemente eran marimachas y sólo se referían a las damas con apariencia varonil.



II



Jaime Labastida Ochoa, director de la Academia Mexicana de la Lengua, advierte que interpondrá queja contra la Suprema Corte de Justicia por pretender restringir el uso de la lengua ante la posible sanción de llamar a alguien puñal o maricón.



¿Entonces sí era en serio? Si es así, aplaudo la decisión de Labastida Ochoa, quien en su plática, hace mención a un caso, allá por 1930, donde por usar palabrotas, dos veracruzanos fueron llevados al máximo tribunal del país por cometer el delito de Ultraje a la Moral: el cordobés Jorge Cuesta y Rubén Salazar Mallén, sureño, si no me traiciona la memoria, de Coatzacoalcos.



“Cariátide es el nombre de la novela de Salazar Mallén que publicaba Jorge Cuesta por fragmentos en la revista Examen.



Guerra de intelectuales o envidia de escritores, fueron suficientes para que a través de un editorial en El Excélsior, fueran denunciados Cuesta y Salazar.



Dicen que el sureño optó por quemar su novela Cariátide aunque cuentan que la hermana de Jorge Cuesta rescató los fragmentos publicados en Examen.



La frase lapidaria en el editorial rezaba sobre Cariátide: Pueden leerse expresiones de una crudeza tal que se negaría a repetirlas el más soez carretonero en cualquier sitio donde no estuviera rodeado de los de su laya.



He leído dos fragmentos, y para esa época, quizás les haya espantado las frases todas las vergas son iguales y los agarraron cogiendo.



(Abogo a la apariencia y creo que cojer con j sí es una palabrota... por mal escrita).



Jorge Cuesta, durante el proceso, hace una defensa legal y literaria del caso. No sé si los metieron a la cárcel... lo único claro es que Examen no duró más de tres números.



III



Hay un caso muy curioso en mi vida inmiscuida en los medios impresos. No recuerdo si era correctora o capturista, pero cuando reviso un texto, le pregunto a la joven por qué había com-puesto de gran extensión en uno de mis artículos... su respuesta no sé si me soltó la risa o me deprimió: Porque se oye feo Envergadura.



En conclusión: Si un día usted quiere decir una palabrota a alguien, no le diga pendejo, puto, puñal, chinga tu madre o las que se le ocurran... si hay algo que nos duele a todos es que nos digan la puritita verdad, no más. ¡Vamos! Quien esté libre de Palabrotas, que suelte la primera chingadera...


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.