Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Probando el sistema

No sé si el grueso del electorado viva preocupado por quién habrá de gobernarlo en su municipio o quién será su representante ante el Congreso local.

17/04/2013 22:13:28 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 



Lo que sí sé es que el grueso de la población tiene dos puntos por los qué preocuparse en su cotidianidad: conservar su empleo y si es posible, ganar un poco más.



De ello, ni PAN o PRI, partidos que han estado en el poder al más alto nivel, se han preocupado alguna vez... bueno, tampoco el PRD cuando estuvo en la media del poder.



Ha de decirme el gobernante que sí se preocupa a través de programas de apoyo a viejitos, becas para los estudiantes, despensas, oportunidades y demás inventos que permiten al mes, dos meses, seis meses o al año, ayudar en la economía familiar, programas de gran valía para ese grueso de la población que ya nada más le queda pensar en conservar su empleo porque su segunda preocupación, con ese paliativo, lo distrae un poco.



II



¿Qué es un rebelde? Para un grueso de la población, es posible que sea una persona que esté contra el sistema establecido y busque su caída para que haya una forma de gobierno o poder más equitativa, justa y sobre todo democrática... eso pienso a vuelo de pájaro.



En términos más simples, es la persona que se rebela o subleva contra algo o alguien.



Para el sistema político común que prevalece en nuestro país, sea azul, tricolor o amarillo, un rebelde siempre debe ser la oportunidad que tiene el sistema para probarse a sí mismo. La forma en que se contrarreste una acción rebelde afinará detalles, pulirá aristas y definirá acciones a seguir en consecuencia.



Un gobierno con el sartén por el mango no ve ataques, sino errores en su sistema que deben ser perfectibles cuando es señalado ante la prensa, sea escrita, electrónica y hasta en las redes sociales, sector este último, en aras de ir conociendo porque no han encontrado el modo de equilibrar fuerzas...



Luego entonces, los señalamientos que hace el PAN contra el Gobierno de Javier Duarte no son más que una oportunidad para probarse... en pocas palabras, ¿cómo se van a quitar ese madrazo? La manera más simple y burda ante la opinión pública es negar todo.



III



Me explico: En nota de Reforma, el PAN acusa al Gobernador Javier Duarte y a la titular de Sedesol, Rosario Robles, de crear una estructura paralela a la del PRI, de carácter electoral, para ganar las elecciones del 7 de julio próximo, con base en el condicionamiento de programas propios de la dependencia federal.



La nota refiere que presentaron una denuncia ante la PGR en contra del Gobernador y Rosario Robles y a la vez, se dirigió un escrito al presidente para exigirle que se investigue el caso.



Los panistas exhiben un video de 30 minutos donde muestran no tanto la corrupción, sino la pendejez de los operadores políticos del PRI a través de esta página: www.ladronesdeelecciones.com.mx



IV



A nivel aldea, es posible, que el asunto no trascienda más allá de las redes sociales porque en la prensa escrita y electrónica, el sistema sabe hacer lo suyo: Sacar lo que le conviene. Sin muchas explicaciones. A medias. A nivel altiplano se tendrá que esforzar un poco más y apostar a dos cosas: Dejar hacer, dejar pasar para que sea el tiempo que se encargue de la poca memoria ciudadana... o planchar el asunto. Después de ello, tendrá que buscar al infiltrado.



Afortunadamente, para cualquier sistema que se encuentre en el poder, al grueso de la población no le interesa qué tanto se puede jugar con la necesidad de la gente, y por supuesto, ni quién será su próximo alcalde o diputado local. La gente está más ocupada en mantener su empleo, y si es posible, ganar un poco más... y si algún programa social le da ese plus, es un peso menos en su cotidiana vida.



Si el Sistema gana las elecciones, entonces habrá funcionado.


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.