Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El estilo es el hombre

Entró al salón de clases.

01/05/2013 23:47:34 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 De inmediato, pasó a saludar a fulano: "¡Hola! qué gusto verte"; a sutano: "¿Cómo has estado?"; a perengano: "¿Qué tal? ¿cómo te ha ido?"; y así se fue, de mano en mano, de persona en persona, saludando a cada uno de sus compañeros mientras llamaba para esos momentos, la atención del maestro, cuyo dejo de cortesía por parte de ese alumno empezó a irritarle.



Cuando por fin terminó de saludar a sus compañeros, el maestro preguntó:



-¿Ya acabó de saludar?



-Sí, maestro... muy amable...



-Entonces ¡haga el favor de retirarse!



II



Parece una broma, pero la cortesía en hombres como en mujeres es una virtud que se niega a extinguir. Allí está, en pocos, pero no muere. Modos de vida y modas de vida ganan espacio para la irreverencia, a la patanería, al mal gusto, pero la cortesía vive.



Se malentiende la equidad de género con un cese de la cortesía: Ni el varón ofrece el asiento a la dama ni la dama pide el asiento. Frases como "se te va a caer la pared" dejaron de sonar y tanto a viejos como jóvenes les es indiferente que la dama que les acompaña vaya a la orilla de la calle.



¿Romanticismo? ¿Caballerosidad? ¿Educación? ¿Cortesía? ¿A las mujeres dejó de gustarle estos gestos? ¿Cuándo perdieron los hombres esa elegancia?



III



La mujer me encarga una bolsa con algunos atuendos que compró mientras pasa al sanitario. Yo, espero que me sirvan un baguette antes de entrar a ver "Iron Man 3" (tienen que verla, pero no vale la pena en tercera dimensión). Observo a un señor, de aproximados 65 años, con refresco en mano, hurgando con la mirada sobre el mostrador.



-¿Busca popotes?- le pregunto.



-Sí, ¿me podría decir dónde están?



-Cómo no- con una breve indicación con la mano y el dedo índice, le muestro. Con una sonrisa en los labios, me agradece.



Cuando llega la mujer, me entregan el baguette y pasamos al área para aderezar nuestro pan. Allí nos encontramos al señor, quien amable, abre paso para que preparemos los alimentos. Que el tomate, la mayonesa, chile, la "keichup", servilletas y...



-Joven...- volteo, y es el mismo señor, quien con rostro amable me pregunta: "¿Es de ustedes la bolsa que está allá? ¡No la vayan a olvidar!"



-¡Gracias!- Suspiré aliviado mientras la mujer me echaba una mirada fulminante ante mi enésimo descuido con las cosas, habitual en mi vida cotidiana...



-¡Qué amable el señor!- dijo Brenda... "Me devolvió la cortesía", respiré profundamente, mientras respondía...



IV



A donde quiera que llega, destaca por su educación. Para unos, se les hace excesiva. Para otros, hasta falsa. Algunos la consideran parte del "ser político" pero el Loco Acosta Croda tira por la borda la tesis. A unos más, hasta les puede parecer aburrido. Para otros más, pareciera un hombre de otro tiempo y hay quienes agradecen que aún conserve la cortesía añorada o perdida en una sociedad que poco a poco ha olvidado esos detalles que quizás, sólo se vean en las películas viejitas porque, en la vida real, son contados los casos.



Américo Zúñiga es un caso particular. Alguna vez le comenté si no era excesiva su educación; me devolvió la pregunta con un "¿Tú crees?" y me recordó el chiste de ese viejo que cumplía más de cien años y cuando el reportero le pregunta su secreto, él dice: "Nunca le he llevado la contraria a nadie". A lo que el reportero responde: "¡Eso es imposible!" y el anciano agrega: "¿Verdad que sí?"



¡Y me cayó el 20! Nunca es excesiva la cortesía. Lo que es terrible es que la gente la vea rara, extraña, ajena, distante o hasta molesta. Insisto: Entre las mujeres, no se trata de que se deje de ser cortés por una malentendida equidad de género. Entre varones, darle el lugar de "caballero" a otro varón es un acto generoso.



Dicen que el estilo es el hombre. No sé si a la gente le empalague la forma de ser de Américo, pero cuando voy a un restaurante, y veo a un señor sentarse y por el otro lado, la mujer abrir por sí su asiento; o cuando veo cuánto varón se hace "buey" en el camión para no ceder su lugar a una señora, o simplemente los chavos que no entienden que "se les va a caer la pared" porque su compañera va del lado de la calle, pienso que debería de haber más gente que copiara el estilo de Américo. En una sociedad tan fría, tan irrespetuosa, tan desatenta, un mucho de cortesía quizás vendría a hacer menos pesado nuestro diario acontecer en el tráfico, en la calle, en la oficina y vaya, hasta en el hogar.



¿Acartonado? ¿Por qué no mejor Educado? probemos ser un poco cortés, algo ha de tener de bueno que el abuelo lo era, el padre lo fue... ¿por qué no nosotros?



V



Cuando ese alumno del ITAM por fin terminó de saludar a sus compañeros de clases, el maestro preguntó:



-¿Ya acabó de saludar?



-Sí, maestro... muy amable...



-Entonces ¡haga el favor de retirarse!



-Compermiso, maestro... Me retiro...- y empezó de nuevo: "Me dio gusto volver a verte, sutano"; "espero saludarte pronto de nuevo, mengano"; "nos vemos la próxima clase, perengano..." y así, de cada uno de sus compañeros, Pepe Yunes Zorrilla siguió despidiéndose en un acto de cortesía, como es él y como es Américo... el estilo es el hombre, que no el político.



Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.