Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Bienvenida Karime

 

 

El columnista, el articulista, el "opinista" (como me gusta calificarme), goza de un defecto increíble: asume que todo lo que escribe es verdad.

03/07/2013 00:29:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





¡En serio!, ¡de verdad!, quienes escriben (escribimos) así lo asumen. ¡Vaya el ego que se tienen (tenemos)!



Un chisme, un dato, un hecho, se detalla con el velo de la verdad porque ya sea uno, el que escribe, o nuestros lectores, nos permiten extenderlo, arroparlo o cubrirlo con ello.



En pocas palabras, el columnista, para generalizar, se cree el dueño de la verdad absoluta.



II



Cierta ocasión, Yayo Gutiérrez (Diario Política) tuvo una idea: Hacer una columna que tuviera varios autores y un mismo nombre... así surgió "Los Políticos" y participaban una vez a la semana, Magno Garcimarrero, Benjamín Garcimarrero, Angeles González y yo... lamento no recordar al quinto elemento porque éramos cinco los que escribíamos de lunes a viernes.



Magno, Benja y el tercero que no recuerdo, fueron intermitentes pero Ángeles González y un servidor nos mantuvimos escribiendo, tan es así, que ella, en "Al Calor Político", de vez en cuando escribe y sigue utilizando el nombre de la columna que nos heredó Yayo: Los Políticos... y no, no hay motivo para que peleemos por la propiedad. Somos amigos y en la amistad, esas cosas ni se cuestionan.



III



De las cosas curiosas en torno a una columna, están las cartas de réplica, que vienen a ser una ofensa para el columnista. Al principio, duelen tanto y hasta se puede tener un mal día... después, el tiempo te da la razón (¡ya ven! Insistimos en ser dueños de la verdad absoluta). Una columna abre puertas... y también las cierra. Te hace de amigos pero quizás más de enemigos. ¡Y aguas! Para un columnista, su peor enemigo es el halago... hacen perder el piso muy fácil... recuerdo el caso reciente de una novel columnista: Tendría acaso tres o dos publicaciones y no faltó quien se atrevió a asegurar que escribía mucho mejor que varios articulistas... ¡Iuuu! Ahí está el caso de Brenda Caballero, a quien le quitan mérito al creer que soy yo quien escribe sus "Números Rojos" (no tengo tanta sensiblildad) . Hace poco leía a un amigo, Mario Lozano, que decía que el columnista tenía que escribir también lo bueno del Gobierno... craso error del amigo... hay un chingo de columnistas que ya lo hacen... y hay cada vez menos que lo critican.



IV



Yo soy de la idea de que el columnista debe criticar al sistema, cualquier sistema que sea, ya es federal, estatal, municipal, legislativo, empresarial, religioso, vecinal, etcétera... por dos importantes razones:



Uno.- Le permite al sistema atender la demanda social, pues en la hipótesis, al final, el beneficiario debe ser el individuo, el ente social, el ciudadano, el vecino.



Dos.- Le permite al sistema corregir sus fallas, advertir sus debilidades y además, es una excelente válvula de escape que evita explosiones sociales.



Lamentablemente, en muchos de nuestros sistemas, al no permitir el Factor Uno, le es imposible detectar el Dos, lo que implica que nuestro Gobierno la siga y siga cagando.



V



Pero le decía al principio, el columnista, el articulista, el "opinista", se cree el amo de la verdad y todo lo que exponga en sus líneas puede superar incluso hasta a la Biblia... su palabra es Ley (por eso nos compran), su palabra es Dogma (por eso nos siguen), su palabra es Acción (por eso nos temen)... y no importa si la riega, tiene a su favor el tiempo, que en un día, borra todo.



Karime Macías lo ha de entender mejor. Posiblemente ya sepa la diferencia entre dar una opinión y dar un hecho... pero, no pasa nada. De los tropiezos se aprende y lo mejor que puede hacer un articulista, un columnista o un "opinista", cuando la caga, es limpiarla... Del error se aprende; del halago, nunca.



¡Bienvenida Karime!


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.