Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La barba del Gobernador
05/08/2013 - Xalapa, Ver.
por Proporcionada por el autor de la columna

No sé su nombre, y ella tampoco el mío. Pero cuando me vio, en la esquina de Revolución, fue mutuo el gusto por vernos.

05/08/2013 22:34:48 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Dice que no me reconocía, que he cambiado mucho y su mirada se fijaba en mi barba blanca. No la culpo. Han pasado como doce años que dejamos de vernos y cualquiera que me viera, pensaría que por mi alba vellosidad bien podría ser el encantador de perros, César Millán. Nos despedimos igual como nos encontramos, sin nombres.



Curioso, unas horas antes hablaba sobre mi barba con alguien que sabe mejor que yo de eso: don Rubén Pabello Rojas. Le platicaba de que de repente, los hilos de plata que cantaba a mi madre cuando empezaba a asomarse un mechón en sus cabellos, empezaron a surgir en mí. Don Rubén, hombre de bigotes y cabellera blanca, alba, limpia, me platicaba que fue la barba lo primero que se impregnó en su edad adulta... ¡vamos! pero a mí no me luce como a don Rubén... lo mío parece un manchón entre blanco y gris... como si la elegancia se la hubiera apropiado toda don Rubén.



Y cuando llego de darle la vuelta a mi buen Harry, me encuentro a unos vecinos que me dicen que mi Perrhijo ya tiene canas... mi vecina no puede disimular la mirada y la pone sobre mi barba... la vacilo y la sonrojo cuando le digo que se me queda viendo para ver quién tiene más canas, si mi Harry o yo.



Mis barbas blancas no me gustan, pero si soy flojo para rasurarme, soy más flojo para ponerme un tinte. No reniego del paso del tiempo en mí. Es más, me encanta verme a mis (cuasi) 45 así, no sé si más viejo, más o menos viejo, o simplemente viejo, pero digno.



Creo que nada más dos veces me he puesto tinte... bueno, me ha puesto la mujer y cada vez que lo hace, tengo la sensación de ver en el espejo a Cepillín.



Pero hay de barbas a barbas... por ejemplo, siempre me impresionaron las de Charles Darwin, a quien seguido confundía con Karl Marx. Cuando joven, quise tener una barba tipo Jesús pero era más lampiño que nalga de bebé... Fidel Castro no sería Fidel Castro si se rasurara porque de cierto modo, las barbas y bigotes son personalidad. Por eso, cuando vi a Pedro Infante sin bigote en Los Tres Huastecos, se me hacía ridículo.



Pero las barbas tienen su chiste... hay a quienes les queda, hay a quienes no... a quienes no, parecen sucios, descuidados, y en lugar de verse bien, desagradan.



Casos, se les vea bien o mal, hay varios, como Erik Porres, el titular de Sedeco, quien luce con o sin barba; ¿alguien recuerda a Héctor Yunes Landa con su barba de candado? Por cuestiones de imagen tuvo que quitársela, más cuando en sus pretensiones por competir por la candidatura a la gubernatura luchaba contra un joven y el asunto era verse con mayor experiencia, maduro, pero no viejo.



Entre los periodistas están Aurelio Contreras, quien tiene rato con ella y Guillermo Manzano, aunque creo que el también maestro de la Prepa Juárez ya se la quitó. ¿Recuerdan a Oliver Aguilar Yunes? Parecía que quería compensar su calvicie prematura con la barba.



Hoy vemos al gobernador Javier Duarte con una barba de días, como de descanso, de ésas que salen en vacaciones y sinceramente ¡no le queda! Vamos, se ve como yo, descuidado, desaseado, flojo... sin que suene a ofensa, pero veo en el gobernador a un Jack Black (el actor de Amor Ciego, o la nueva versión de Gulliver) con barba pero peinado.



Por supuesto, al final, cada quien se deja el bigote, las patillas, la barba como quiera, y si el gobernador quiere andar peludo de la cara, como chico malo, lo puede hacer porque al final, no faltará quien le diga que se ve bien, galán, guapo, macho y para una barba de gobernador, qué mejor que unos barberos del Gobernador.



 


Otras Entradas

Otras Entradas

Sesver, mal y de malas

No sabe uno si reír o llorar con lo que ocurrió ayer en el simulacro general que se hizo en el Hospital de Coatepec, que pertenece a Sesver.

Cabify, "potencialmente peligroso"

En el punto 8 de las Condiciones de Uso General de la empresa Cabify, los dos últimos párrafos citan textualmente:

El rostro del asesino

A la hora de decidir qué foto subir en la opinión que daba la Mujer sobre la triste noticia que nos sacudió a la hora de la comida como fue saber que Mara Castilla había sido asesinada, ocurrió algo que me incomodaba... veía una y otra y más fotos de Mara y me resistía a poner su imagen... es que la veía feliz, riendo. Las fotos de Mara me aparecían por todos lados pero no me decidía por ninguna... entonces, decidí hacer lo contrario... no poner la foto de Mara, sino poner la imagen del sujeto que le arrebató la vida.

El citatorio a FHB y priístas vs Miyuli

El dilema que se dio ayer fue si el citatorio de la Fiscalía que llegó a las puertas de uno de los domicilios de Fidel Herrera Beltrán era una respuesta a la petición que hizo Erick Lagos de transparencia y rendición de cuentas al Gobierno de Veracruz por el caso "Yúnete". Como sea, creo que ambos eventos tienen su importancia y relevancia, ajena a las emociones propias que desencadenan los "ismos" de cada quien.

"Chueco" Hernández

¿Por qué en noviembre, recién instalada la LXIV Legislatura, ya se tenía programado cómo iba a quedar la Junta de Coordinación Política así como qué partido la encabezaría?

De "madrinas" a Madrinas

Es evidente que Guillermo Moreno Chazzarini es contador público y no físico, porque epistolarmente, echó abajo la tercera Ley de Newton: A cada acción, corresponde una reacción en igual magnitud pero en sentido inverso.

Se pone sus moños Pepe Yunes

"Yo esperaba..."; así tenía pensado iniciar mi columna atendiendo a la respuesta del Senador con respecto a los nueve meses de Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, un asunto totalmente político que para muchos, es observar a un Pepe Yunes Zorrilla con guantes, eso sí, de técnica depurada en el arte de fisteana, pero que igual, al pegar, duele.

Dos malditos

Acabo de ver una película basada en un comic japonés llamada "Death Note", que en español se traduce en algo tan simple como "La libreta de la muerte".

Veracruz: Una mala y otra buena

Ya iba a hacer meme el domingo por la noche, cuando me llega el Twitter de Roy Campos donde publica la imagen de "@TResearchMx: ¿Cuál es el estado menos pacífico de México?", siendo Guerrero el más violento ocupando el lugar 32. ¿Y Veracruz? ¡Qué creen? Está en el número 10, que si "leemos" la infografía que nos comparte el mero-petatero de Mitofsky, se pudiera decir que casi le falta nada, para entrar a los estados pacíficos del país.

El último de Héctor

Cualquier circunstancia, falla, tropezón o presencia, es aprovechada para sacarle raja, promocionar su mensaje, o mínimo, sacar la carcajada de los presentes. Un informe que si bien está lleno de labor legislativa o trabajo de gestoría, estuvo más salpicado de agradecer la presencia de sutano, perengano o merengano, ¡pero con chanfle! Por supuesto, no podía faltar la posición como oposición, para recargarle el caballo al Gobierno estatal, hoy en manos del PAN, cuando cita:

Crueldad veracruzana

Hay algo que tiene el veracruzano y el mexicano...

Los "Óscares" para Checo y Fer

Me preguntan del reconocimiento que le hacen al diputado Sergio Hernández Hernández por parte de la Napolitan Victory Awards, con sede en Washington, Estados Unidos. En sí, el legislador blanquiazul se hizo acreedor a un galardón nominado "Global Democracy Awards".

Yo sí puedo

Tres videos del Senador Héctor donde da a conocer, como lo marcan los cánones, en menos de 20 segundos, su mensaje que se concentra en dos puntos, que no son precisamente lo que hizo o no en el Senado, sino en el cómo inicia y en el cómo termina: "Soy Héctor Yunes Landa" y "Yo sí puedo".

Copete y Anilú

Hay quienes ven a la diputada local Yazmín Copete Zapot como candidata a la senaduría en la alianza PAN-PRD. Ha de tener algo para que sea considerada para tal aunque tenga yo visión muy corta que sea incapaz de ver ese "algo".

El mundo amarillo

A lo largo de mi vida, he visto cantidad de estrellas fugaces, pero jamás he pedido un solo deseo como lo marcan los cánones de la esperanza.