Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Orfandad magisterial

En la lucha magisterial que se vive en estos momentos y en los que no tengo idea en qué acabe, me queda en claro una cosa: La orfandad de los mentores.

03/09/2013 23:49:40 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Conste: la "Orfandad" no implica en estos momentos la pretensión de que "no tienen madre" porque "dejan a los chamacos sin clases", o porque "toman las casetas" o porque "toman el control del zócalo en el DF" o en la plaza de mi pueblo... y tampoco, mucho menos, porque sus pancartas tengan "horrores ortográficos" al estilo Chuayffet para los políticos o al estilo Hemingway, Faulkner, el poeta William Butler Yeats y Julio Cortázar, para los exquisitos del lenguaje y defensores del control social que implica un buen verbo y una hermosa letra.



(Nuestra soberbia nos permite poner el dedo en la llaga de quien pronuncia mal una palabra o mal escribe un texto. Corregirlo nos pone en un plano superior a él, y más si quien lo comete es maestro... nuestro ego se eleva a niveles etéreos insospechados. ¡Cómo! Son maestros y no saben escribir. Desconozco cuándo, cómo y quién puso frac a las palabras, escritas y orales y por ello, muchas veces, olvidamos la esencia de la expresión: el mensaje)



La orfandad a la que me refiero es a la que los maestros se encuentran en estos momentos al no contar con el apoyo de sus dirigentes sindicales y mucho menos de sus representantes populares, léase Diputados (locales y federales), senadores, gobernadores y por qué no, alcaldes.



Puedo decir que los líderes sindicales los han abandonado cuando ellos siguen mamando de la ambrosía que el poder da en exuberante seno. Si no, díganme dónde está un Juan Nicolás Callejas Arroyo... preparándose para asumir el control total de un Congreso que estará a las órdenes del Poder Ejecutivo... díganme dónde está un Gaudencio Hernández Burgos... alzando la mano a favor de una Reforma donde todos sus agremiados están en contra, pero es que la dieta legislativa está más sabrosa que dar clases a un montón de escuincles que ni hijos son de uno... Lo mismo para Verónica Carreón Cervantes, quien difícilmente podría cambiar la comodidad de su curul por una fría banca de salón de clases... Díganme dónde está Hugo Vázquez Zárate... en serio, díganme, porque ya no lo veo...



Y eso son los "Maestros sindicales"... faltan nuestros representantes populares, como una Zita Pazzi o Guadalupe Peña Recio, que se dicen "maestras" pero en su actuar y voto, es evidente que son priistas antes que cualquier otra cosa.



Y ojo... ya no tanto con esos líderes sindicales del magisterio, sino con los otros, con "nuestros" diputados, ésos que en campaña nos pidieron el voto pero es claro que su entender de "nuestro bienestar" sencillamente puede ser tan distinto y lejano a la realidad que vive cada uno de los mexicanos que no sabe y disfruta del poder político como ellos lo gozan.



Si no son capaces de escuchar a los cientos, miles de maestros que no están de acuerdo con una Reforma que, a su juicio, consideran va en detrimento de sus intereses, ¿qué puede esperar el otro ciudadano, el que no es maestro, el que está en otro rollo, pero que igual, se tiene que fletar en un trabajo que dista mucho de la comodidad de estar sentado en una curul alzando el dedito?



Si usted trabaja para vivir su vejez con una pensión que le dé tranquilidad, paz y sosiego, siga soñando... el caso de los maestros es una primera llamada y una advertencia de que si a ellos les toca, entonces a cualquiera que goce de algunas de las prestaciones que tienen los mentores, les tocará después...



Hoy, los maestros es evidente, los dejaron en la orfandad sus representantes sindicales y nuestros representantes populares.


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.