Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Círculos ovoides

Un grito despertó al chamaco: "Levántate, huevón... vas a llegar tarde a la escuela". Un zangoloteo acompañó al imperativo seguido de unas sábanas y cobertor que caían al suelo.

07/10/2013 00:48:54 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Se levantó y medio adormilado, vio dirigir a su madre a la cocina, donde fue recibida por su papá: "¡Apúrate vieja!, no seas huevona y dame el desayuno que ya es tarde... ¿ya se levantaron los huevones?" Sí, se refería a él y su hermana, que ya estaba en el baño con la puerta cerrada.



El señor salió en su auto. Tenía quince minutos para llegar y tenía que luchar contra la hora pico que ya se desataba en esa hora en las calles y avenidas de su ciudad.



Un ¡Piiii! repetido hasta el cansancio con la estúpida idea de creer que si hacía escándalo con su claxon, el tráfico se movería más rápido. Sólo consiguió que el taxista que pasó a su lado le gritara: "¡Ya cállate. huevón! Levántate más temprano si no quieres que te agarre el tráfico". Una mentada de madre fue su respuesta como dejo de impotencia.



El tráfico avanzaba lento y el tiempo aprisa. Seguramente eso no lo tuvo contemplado Albert Einstein. Se asoma al carril contrario y ni un carro viene en ese sentido. Sin pensarlo, sale de la vía y entra a toda velocidad en el otro carril. Y justo cuando iba a llegar a la avenida, entra de golpe una patrulla que le cierra el paso...



"Que no sean los huevones de la policía especializada, que no sean los huevones de la policía especializada", pensó y rogó para sus adentros.



Un oficial se bajó de la unidad y entonces se percató que eran agentes de tránsito. El oficial se dirigió con la seguridad de tener por los "tompiates" al infractor. Pidió orillar su carro para no entorpecer el tráfico y luego los documentos.



-Muy bonito... ¿te sientes muy huevón, verdad? Mira que meterse en sentido contrario ¡y a toda velocidad! ¿Qué tal si chocas?



-Discúlpeme oficial, pero se me hacía tarde para llegar a mi trabajo...



-Si es eso, nos hubieras dicho... ¡ahorita te abrimos paso para que llegues!



-¿De verdad, oficial?



-Claro que no, huevón, levántate más temprano si quieres llegar a tu trabajo puntual... aquí está tu multa...



Continuó entonces su camino con el susto de su vida y una multa... de milagro no le sacaron para los chescos... y entonces, al incorporarse a la avenida para llegar a su trabajo, la catástrofe: ¡Una manifestación se dirigía al centro de la ciudad! "¡Poca madre! ¿Y ahora qué quieren esos huevones?"



La vuelta de rueda se apoderó del tráfico nuevamente... ¡los 10 minutos de tolerancia! ¡Aún tenía los 10 minutos de tolerancia!



Cuando en una intersección los maestros se separaron de la avenida, el tráfico se desahogó un poco, lo suficiente para acelerar el paso vehicular y también, con lo suficiente para al pasar, gritar a los manifestantes toda su frustración: "¡Huevones! ¡Pónganse a trabajar!"



Llegó al estacionamiento e ignoró al lavacarros que le ofrecía sus servicios de limpieza automotriz... por la prisa, tampoco escuchó el murmullo que éste le lanzó ante su despectiva actitud: "¡Pinche huevón! de seguro se le hizo otra vez tarde".



Subió corriendo las escaleras. En su mente, sólo tenía los 10 minutos de tolerancia y cuando llegó, el reloj marcaba las 9:10. Metió la tarjeta y... ¡9:11! Justo en ese momento cambiaban las manecillas lo que le daban el enésimo retardo de la quincena.



Entró a la oficina con un seco "Buenos días" y no faltó el que le respondiera: "¡Buenas noches!"



Se sentó y cuando prendía su computadora, llegó el déspota de su jefe: "¡A ver, huevones... tenemos que sacar estos oficios antes de la salida a comer... así que a chambear... y en especial tú, huevón, que acabas de llegar".



Llega a su casa a las siete de la noche... se sienta en la sala... ni siquiera saluda a su esposa... toma una cerveza... y se queda dormido viendo la televisión...



En eso llega su hijo. Su equipo, el Barcelona, ganó con un gol de él pues hace unos minutos estaba transformado en Messi. "¡Ganamos, mamá, ganamos!"



-Cállate m'ijo, no ve que está durmiendo su papá...



-¿Tan temprano? ¡Qué huevón es!



Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"