Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Los hilos de Spinoso y Deantes

En política, se habla mucho de la Ley de Hilados y Tejidos... el chiste es tejer fino...

26/03/2014 01:04:52 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Veo dos fotos de Javier Duarte de Ochoa. Una, con el secretario de Hacienda y la otra, con el Procurador General de la República... el Gobernador aparece en ambas con una sonrisa de oreja a oreja; en una, Luis Videgaray lo acompaña con el gesto; en la otra, el Culín Bravo Contreras, fiscal del estado, igual; mas no así Jesús Murillo Karam, quien (a)parece incómodo.



Los pies de foto son escuetos, hasta cierto punto, demagógicos.



Cito el texto de la gráfica con Videgaray en su esencia: "para tratar diversos temas de desarrollo, entre ellos el crecimiento económico de la entidad".



Cito el del Procurador, de manera total: "El Gobernador Javier Duarte de Ochoa tuvo este lunes por la tarde una reunión de trabajo con el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, en donde participó el Procurador General de Justicia del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras".



Es el segundo el más vago de los textos...



A simple vista, ambos dicen nada... pero en política como en periodismo, a veces la mejor noticia es la que no se cuenta... es parte de la Ley de Hilados y Tejidos...



II



Quien haya visto la foto donde aparece Murillo Karam y fue observador, había algo que incomodaba en demasía al Procurador General de la República. Muestra un semblante hasta enfermo y siendo fijado, se podrá ver más delgado, algo enjuto, tanto, que los pantalones le quedan grandes al grado de que luce mal el cinturón.



Divagando, uno pudiera decir que algo grave le ocurre al funcionario federal... divagando, uno pudiera decir que está molesto con la foto... divagando y jalándose los pelos, uno pudiera decir que está a disgusto porque no deja de ser compadre de Miguel Ángel Yunes Linares y ha de pensar que políticamente, su "compa" habrá de ver mal esa fotografía...



Pero que conste... si nos avocamos a la Ley de Hilados y Tejidos, se echa a volar la imaginación... se crean hipótesis, versiones, rumores... porque al fin y al cabo, la foto tiene mucha tela de donde cortar...



III



Pero lo interesante sería saber para qué realmente el Gobernador Javier Duarte se reunió con estos dos pesos pesados de la federación... más cuando horas antes, en su conferencia de prensa, había dejado en claro varios puntos de interés político (quizás ni se acerquen a lo social) como lo fue la permanencia de Bermúdez Zurita al frente de Seguridad Pública; el "estate quieto" a un Yunes Landa que andaba todo alborotado (dice el amigo Iván Calderón: "desesperado"... opino lo mismo) y la no investigación por parte del Gobierno estatal en la función de un Edgar Spinoso Carrera y un Gabriel Deantes Ramos...



Las historias que se entretejen en ambos ex empleados que dejaron de ser "de confianza", son extremas. Edgar, un joven que nació en pañales de seda; se dice que Gabriel, antes del fidelismo, vendía celulares. Hoy, a este par los identifican como prominentes empresarios. En Martínez de la Torre y esa zona, hay quienes defienden al Junior; en Tamaulipas, ¡ni idea!



Dicen que ambos personajes salen por la declaración de Claudio X. González: ¡Seis mil millones de pesos!



Sólo tengo una pregunta: ¿Eran recursos estatales o federales?



Obteniendo la respuesta, entonces hay que aplicar la máxima de la Ley de Hilados y Tejidos: El hilo se revienta por lo más delgado...



¿A quién creen que se le podría cortar los hilos? ¿A Edgar o a Gabriel?



Sólo el tiempo lo dirá... En una de ésas, resulta que tanto Edgar como Gabriel no pendían de un hilo, sino de la tela de una araña... ¡exacto! ¡ésa que aguanta a un chingo de elefantes! Aunque al final, el chiste es tejer fino.






PD Así no me llamo



No me llamo Salvador Muñoz... Tampoco se llamó Agustín Lara... Mucho menos Benito Juárez... Ni John Lennon ni José López Portillo, por citar algunos... pero así me conocen y los conocían, los conocen y los conocerán... igual que ocurre con Anilú, con Erick, con Carvallo, con Pepe Yunes...



En principio, mi columna se iba a llamar así: "No me llamo Salvador Muñoz". Soy Salvador... bueno, realmente no me gusta mi segundo nombre, pero para que tengan una idea, soy tocayo de Benjamín Garcimarrero, Domínguez y Franklin...



Y pretendía tocar el tema después de que veo por las redes sociales que hacen alboroto porque en un boletín del Congreso manejan como "Anilú Ingram" a la presidenta de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura, en lugar de llamarla Ana Guadalupe. Dicen que se saltan el trámite legal para el cambio de nombre que hace unos días hizo público la interesada, pero tan interesada está en ese cambio que ya apareció en los dos medios de mayor difusión en el Puerto (El Dictamen y Notiver) el Aviso Notarial correspondiente... ¿les dicen edictos?



Y me acordé de Alicia, mi vecina... llegó con su esposo Bernardino. Durante más de diez años vivimos engañados pensando que así se llamaba pero realmente era Francisca. Pancha, en venganza, los vecinos cariñosamente le llamaban... hasta que decidió por Ley, cambiarse de nombre por el que todo mundo la conocía...



Lo cierto es que ya con el Aviso Notarial publicado y los que vienen, para qué tanto brinco, si para el grueso de la población porteña y reporteros, fue, es y será Anilú... ya el que quiera castrarla, habrá de recordar cuáles eran sus nombres, como a mí, Salvador Benjamín Muñoz Mora; como a Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso Rojas Canela del Sagrado Corazón de Jesús Lara y Aguirre del Pino; como a Benito Pablo Juárez García; como a John Winston Ono Lennon; como a José Guillermo Abel López Portillo y Pacheco; como a Ana Guadalupe Ingram Vallines; como a Erick Alejandro Lagos Hernández; como a Jorge Alejandro Carvallo Delfín; como a José Francisco Yunes Zorrilla...



 


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.