Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El árbol de Alondra

En octubre del año pasado, amigos de una escuela privada acudieron a mí para que les pudiera ayudar pues tenían serias dudas en torno a unas observaciones que Protección Civil municipal había hecho al respecto... ¡a buen árbol se arrimaron!Por supuesto, no pude despejar sus dudas, pero pedí la colaboración de personal de Protección Civil del estado y a la vez del Municipio para que fueran ellos quienes mejor orientaran... y aunque nunca obtuve respuesta del funcionario estatal, al menos sí del municipal que puso la mejor disposición para atender a esta escuela y sus dudas.

04/06/2014 21:39:45 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Las observaciones que recuerdo, eran por ejemplo: no contaban con barandal sobre la



banqueta que impida que los menores bajen al arroyo vehicular; les hicieron la indicación de



que en la acera de enfrente del plantel, había un poste que sostenía un transformador por lo



que tenían que pedir a la CFE su reubicación; y el más importante, entre otros, el programa



interno de Protección Civil no estaba ni supervisado ni aprobado por el órgano municipal...



Al final, orientados por las autoridades municipales, hubo prueba superada...



¿A qué voy con todo esto? ¡Exacto! Que toda escuela de Veracruz está obligada a contar con



un Programa Interno de Protección Civil.



Tras esto, el tema de Alondra, la joven que fallece bajo la caída de un árbol. lo resumía ayer



así, tras leer las notas vertidas al respecto: "Es más fácil hacer leña del árbol caído que asumir



cada quien su responsabilidad..."



II



Sobre la avenida Gustavo Arróniz, mejor conocida como Prolongación Pípila, entre Tulipanes



y Amapolas, apareció una plancha de cemento en lo que se supone era área verde. Digo "se



supone" porque la presencia de los dos puestos de jugos en ese tramo de calle impide que



crezca el pasto; pero uno de estos puestos resultó más cabrón que bonito: echó cemento en



el área que se colocan para la venta sin tomar en cuenta el pronto deterioro que tendrán las



raíces de los árboles cercanos. ¿Qué viene? No se necesita ser de Protección Civil, Biólogo,



Alcalde o Procurador para adivinarlo... tarde que temprano, las raíces morirán y alguno de los



árboles ha de caer, con suerte, sobre el área verde que rodea el edificio, sin lastimar a nadie;



con mala suerte, sobre algún vehículo que por allí circule.



Es evidente que nuestras autoridades dejaron la comodidad de sus oficinas para salir a



resolver los problemas que azotan a nuestra ciudad... ojalá dejen la comodidad de sus



vehículos para prevenir los problemas que pueden azotar a nuestra ciudad...



III



Hace poco, después de una tormenta, un árbol del parque de donde vivo, se trozó... sí, sus



raíces se mantuvieron firmes en la tierra, pero fue el tronco el que se venció. Me di cuenta en la



mañana. Recordé esa pregunta rara de los filósofos que se cuestionaban ¿Hace ruido un árbol



que cae si no hay nadie para ser escuchado? La respuesta es de acuerdo a la circunstancia.



¿Cuánto ruido hizo el árbol de Alondra? Mucho, mucho para que directores de planteles



movieran su trasero y buscaran qué tanta responsabilidad pueden tener en un caso como el de



Alondra y se dan cuenta que la Ley 856 de Protección Civil para la Prevención y Atención de



Riesgos exige a las escuelas de Veracruz contar con programa interno de protección civil.



¡Ah! Pero no sólo eso... igual en el Ayuntamiento se encontraron que dicho programa interno



tiene que ser supervisado y revisado por Protección Civil municipal.



En cuanto a la secretaría de Educación de Veracruz, está de más decir que igual, es su deber



supervisar las condiciones de los planteles.



IV



¿Por qué se cae un árbol? ¿Es un accidente? ¿Algo natural como un temblor? ¿Un tsunami?



¿Un tornado? Me refiero a entes naturales.



Decir que "se cayó y ya" es la manera más fácil de dar la vuelta a un episodio para muchas



autoridades, tanto educativas como municipales, pero, insisto, ¿por qué se cae un árbol?



Yo tengo muchas respuestas en torno a ello, que van desde un árbol enfermo por parásitos que



jamás fue atendido; combinado por las fuertes lluvias que han azotado la ciudad y reblandece



la tierra; incluso hasta una mala poda habitual en los señores electricistas que nada más cortan



a lo pendejo para liberar los cables y sin saberlo, conlleva a pudrirse el tronco y ramas; hasta



las plantas que crecen alrededor del árbol pueden ser motivo de su debilitamiento en raíces y



tronco...



La mayor parte de estas hipótesis van encaminadas a tener a un sospechoso en la caída de



un árbol, no sólo el de Alondra, sino de muchos más que al igual, han ocasionado muertes y



daños materiales. De cierto modo todos los ciudadanos somos responsables porque hemos



perdido la capacidad de entender a nuestra naturaleza; de cierto modo, los funcionarios



municipales igual son responsables, porque sólo son actores en resolver problemas, no en



prevención de problemas; igual, las autoridades educativas son responsables, porque el árbol



estuvo allí todo el tiempo y quizás bastaba verlo, observar sus ramas, sus hojas, la tierra que



lo anclaba... Pero hoy, todo árbol es sospechoso... ¡hay que tirarlo! ¡hay que talarlo! ¡maten al



árbol! ¡la psicosis!



Ya no es necesario que el Procurador continúe investigando: Hay una Ley y ésta se violentó,



por lo tanto hay varios responsables pero sólo un culpable: el árbol de Alondra, al que, como



castigo, hay que hacer leña, porque en nuestra sociedad, en nuestra justicia, en nuestras leyes,



siempre caerá más pronto un árbol que un funcionario.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

IMSS, con olor a milagro

El olor a chocolate me alteró los sentidos..

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!