Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Ayotzinapa: Preguntas incómodas

Todos los días, en nuestra cotidiana vida, nos hacemos preguntas tan simples que tienen en sí, otras respuestas más simples.

02/11/2014 21:37:40 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





El "Qué voy a desayunar" o el "Qué voy a vestirme" está sujeto al interés de cada persona, tan



es así, que muchos salen al trabajo sin bocado en el estómago aunque haya jugo, cereal, fruta,



manjares en la cocina; pero es seguro que hayan dado 45 minutos de su mañana en



complicarse la vida para decidir qué zapatos llevarse, qué vestido ponerse o qué suéter le



combina en una pasarela fast track frente a un espejo. Esta es la simplicidad en una vida



cotidiana...



En la complejidad de una vida cotidiana, pueden ser las mismas preguntas pero con una



variante: La angustia por la ausencia de elementos para llevarse a la boca o para cubrir el



cuerpo. Haciéndolo más drástico, los cuestionamientos se hacen en primera persona pero con



objeto directo: "Qué le haré de desayunar" o "Qué le voy a vestir"...



Las preguntas simples tienen respuestas simples que a veces solamente las evadimos: Unos



saben perfectamente qué pueden desayunar o vestirse, pero gustan de complicarse la



existencia; otros, saben perfectamente que no tienen nada que desayunar o vestir, pero a



veces preguntárselo hace que su compleja existencia sea un caso de sobrevivencia.



II



Hay preguntas que me incomodan... como cuando me encuentro a la "vecina Bates" y me



pregunta por mi esposa: "En la casa", le respondo...



-¡Ah! es que como ya no los he visto juntos, pensé que se habían separado...



La llamo "vecina Bates" porque sólo vive con su hijo, un soltero arriba de los 30 años y las



mañanas que tengo la suerte de cruzarme en su camino, la veo saliendo de prisa con su



vástago. No me hace más que recordar esa historia de Alfred Hitchcock, "Psicosis".



Por lo regular, todas las preguntas que me hacen tienen como respuesta un molesto "¿Por



qué? interior" que me hago al escucharlas, pero en aras de no ser grosero, me lo trago... es



decir:



-¿Qué vas a hacer el sábado?



La respuesta lógica para mí sería: "¿Por qué? ¿Por qué quieres saber qué voy a hacer el



sábado?" Cuando sería más fácil decirme: Te invito a una fiesta el sábado; vamos a ver una



película el sábado; me cambio de casa el sábado, ayudame... etcétera...



Entiendo ahora a los funcionarios ante el trabajo de los reporteros... y más cuando algunos



hacen preguntas que están lejos de ser incómodas y rayan más en lo absurdo...



III



Sin embargo, el pasado viernes, un compañero de trabajo me hizo indirectamente una pregunta



que cómo me estuvo molestando en lo más recóndito de la cabeza: ¿Dónde están los 43



normalistas de Ayotzinapa?



Si bien, la respuesta simple e inmediata a tal cuestionamiento era un "No sé", el remordimiento



transformó la pregunta del compañero en otra que se volvió más fastidiosa: ¿Dónde escondes



a 43 normalistas?



Son dos puntos que he leído en torno a los 43 normalistas desaparecidos y los dos son



trágicos: Hablan de una pira y que sus cenizas fueron arrojadas a un río. Para hablar de



cenizas estaríamos hablando de un horno o crematorio gigante en lugar de hoguera. Hablan de



fosas. A menos que cada uno hubiera cavado la propia.



Total que este fin de semana que pasó, esa pinche pregunta me estuvo incomodando cada vez



que cerraba los ojos: ¿Dónde escondes a 43 normalistas?



Y así estaría mi subconsciente que hasta soñé lo que haría con 43 personas: moverlas como



se haría con indocumentados: en una pipa...



Realmente no puedo decir que lo soñé... eso se debe llamar pesadilla. Pero peor pesadilla es



la de esas 43 familias de Ayotzinapa que se suman a las miles de familias mexicanas que



tienen a un pariente desaparecido pero que siempre albergan la esperanza de encontrarlos...



Es cuando veo la simpleza de mis incomodidades mañaneras o cuando estoy bajo



cuestionamientos vecinales... son absurdos... preguntas incómodas y a la vez dolorosas bien



debieran ser: ¿Dónde están esos 43 jóvenes? ¿Dónde están los esposos, esposas, padres,



hijos de nuestros miles de desaparecidos en México? o peor aún: ¿Dónde está el trabajo de



nuestras autoridades?



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"