Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Cumple y deseo
El acuerdo es que uno apoye al otro y viceversa. Ya sea que Héctor o Pepe, uno de ellos, vaya este 2016... y luego el otro, en el 2018.
20/07/2015 22:53:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Fue una reunión con doble intención: platicar con el senador Héctor Yunes Landa y de paso, festejar el cumpleaños sin-cuenta de Orlando García con un grupo de amigos que a la hora de contar, ninguno de la docena presente, ¡nació en los 70 del siglo pasado!


Entre las cosas que se le cuestionan al Senador, fue la cantidad de personas que hubo en su informe de actividades. Como nadie se ponía de acuerdo, le explico que la fórmula es muy simple para tal cálculo: es en proporción del "sobre" (chayo, embute) el número de asistentes; así, hay quienes pusieron 10 mil; otros, cinco mil; unos más, tres mil y los que no pusieron nada...



Héctor Yunes Landa pide guacamole sin cebolla... le cae muy pesada, pero no por ello deja de recordar que por lo menos, cuando niño, había que comer bisteces de hígado con cebolla dos veces por semana en la casa.



Por ahí se agregó el cuento de que las madres decían que el hígado era bueno y más con cebolla porque te hacían más inteligente.



Y hablando de higaditos, no faltó la pregunta respecto al destape de Gerardo Buganza Salmerón, ¿a quién creía que iba a restarle más votos... al PAN o al PRI?



El choleño no cree que haga mella al PRI, más cuando está convencido de que al haber sólo dos precandidatos unidos por la idea de que sea quien sea el ungido, ha de contar con el apoyo y estructura de cada Yunes... pero no por ello deja de preocupar el cordobés.



Está seguro el Senador que la designación ha de ser por medio de las encuestas y confía en demasía en las de Ulises Beltrán, que le han dado el primer lugar. Entre las curiosidades de ésta y otras mediciones, resalta el quinto lugar que ocupa en muchas el diputado federal electo Erick Lagos.



Sale en la plática el caso de Erika Ayala, su suplente, quien ha de ocupar una curul en el Senado a partir de enero. Recuerda cuando don Fernando Gutiérrez Barrios y Fidel Herrera Beltrán estaban designados como candidatos a la Senaduría. Héctor Yunes y Domingo Yorio Saqui iban a ser sus suplentes, respectivamente... sí, "iban a ser", porque en una manifestación de mujeres priistas en Orizaba, le pidieron al presidente que les dieran la suplencia ¡y que bajan a Héctor y Domingo!



El discurso que dio el domingo reciente, se le comenta, agradó. Le digo que esperaba algo así tras el destape de Gerardo Buganza. Cuenta que su discurso lo terminó ese mismo domingo a las 10:20 de la mañana.



Igual se le cuestiona si es cierto la calificación de excelencia que obtuvo en la Facultad de Derecho y la confirma... recuerda que hubo otro estudiante con esa calificación... ¿Félix Todd? No escuché bien, pero sí sé quién estuvo en segundo lugar en esa generación: Miguel Ángel Yunes Linares, su primo, quien obtuvo un promedio de 9.7.



A pesar de que tiene buen diente, pesa 82.200 kilos. Para su estatura, diríamos que está en lo normal. Comenta lo siguiente porque hay quienes lo han "enfermado" tanto de diabetes ¡como hasta de cáncer!



Por eso, cuando llega el pastel para Orlando García, quien cumple sus sin-cuenta años, festejado por los amigos Melesio Carrillo, Joaquín Rosas Garcés, Manuel Rosete, Alvaro Belin, Tulio Moreno, Esaú Valencia, Quirino Moreno, Pepe Ortiz Medina, Raymundo Jiménez, Sergio González Levet, Héctor Yunes y su servidor, el Senador no dudó en comer pastel, claro, previo hubo las clásicas Mañanitas así como la apagada de velita con su respectivo deseo que tuvo que ver con el 2016, y por supuesto, nada más bastó que el choleño Orlando le brindara el pastel al choleño Héctor Yunes Landa para entender en qué consistió el buen deseo.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.