Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
PRI busca líder
30/06/2016 - Xalapa, Ver.
por archivo multigráfica
El Perro, en su infinita sabiduría, lo definiría así: "La tuvieron, era suya... y la dejaron ir".
30/06/2016 23:54:19 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Tanto Héctor como Pepe Yunes se han visto muy tibios en los asuntos políticos de interés ciudadano por verse involucrados en los asuntos políticos de interés particular... su candidatura a la Gubernatura para el 2018.


¡Qué hubiera sido de la militancia del PRI si hubieran visto a un Senador o a los dos, en un café, en reunión con empresarios, o hasta en el mismo "Congalazo" local de Veracruz, manifestarse en contra de la designación "por encargo" de un Fiscal Anticorrupción o un Comisionado del IVAI, pero no con tibieza, y sí con la misma enjundia con la que hablaban cuando ambos buscaban la candidatura a la gubernatura hace apenas un año... El Perro Bermúdez por eso es sabio... "La tuvieron, era suya... y la dejaron ir".



¿Estarán a tiempo?



II



El priismo en Veracruz requiere de una brújula con urgencia. Ven con respeto a Amadeo, pero no lo ven como a un líder. Ven al primer priista del Estado, pero ya no lo ven como eso... como al primer priista del Estado. Voltean a ver a Enrique Peña Nieto, pero lejos está de ser el pastor que el priismo requiere. ¿Manlio? Por el momento, fuera de la jugada y con el sello de "Perdedor". ¡Quedan los dos senadores! Héctor y Pepe Yunes. Si bien, el primero arrastra con sí el peso de una derrota que lleva al partido al tercer lugar en la preferencia electoral en Veracruz, hay priistas que ven al choleño como a un líder al que todavía vale la pena seguir. Por otro lado, Pepe Yunes es un político fuera de serie que es seguro, guarda la simpatía y el afecto no sólo de la militancia priista de años, sino también de la nueva generación que viene empujando por abrirse espacios entre una anquilosada forma de hacer política de algunos "dinos", atrapados en el quehacer autoritario de los tiempos de gloria que tiene rato que pasaron... y no se dieron cuenta. Por supuesto, entre esa nueva generación, no está contemplada la de los hijos de la Prosperidad.



III



La pregunta que se hacen dentro del priismo veracruzano es quién ha de asumir el liderazgo que deja un gobierno que puso por los suelos la imagen de este partido... que conste, el gobierno abarca lo federal como lo estatal. Honrosas excepciones a nivel municipal que pagan los platos rotos del malentendido ejercicio del poder. Mismas honrosas excepciones se viven en el Palacio de Des-Encanto... Ricardo Ahued Bardahuil, que aun cuando esté en esa bancada, apuesta más a su calidad humana, a su ser ciudadano y sobre todo, a su conciencia. Es claro que Ahued jamás podrá ser priista porque respeta mucho a su Pepe Grillo y sería incapaz de matarlo.



Pero están los dos senadores del PRI, Héctor y Pepe, que al menos hasta donde sepa el que escribe, apuestan a la honestidad en la política... si hay algo vergonzante, que mi ignorancia me ampare.



El asunto entre Héctor y Pepe es resolver quién debe asumir el liderazgo del priismo veracruzano... ¿los dos? ¿o uno? ¿y quién?



IV



Es claro para el priismo local, que para el siguiente proceso electoral (2017), hay más riesgo de perder sobre lo perdido, y entre los que saben, entienden que lo mejor para el PRI en este momento sería que se tocara fondo, ya, ya, ya... tocar fondo implicaría una cosa nada más para el priismo: ir para arriba. Pero mientras no se toque fondo, mientras esté latente el lastre que significó para Héctor Yunes Landa la derrota, se seguirá cayendo...



Buscar los mejores hombres y mujeres para competir en el 2017 por las alcaldías, tendrá un solo objetivo: tener el mínimo de bajas y dejar ese deshonroso tercer lugar en la preferencia electoral, para entonces sí, enfilarse al 2018... con el candidato que la militancia arrope como su líder en estos momentos donde todavía la derrota mantiene a muchos en estado de shock.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.