Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El discurso de odio de Yunes
13/07/2016 - Xalapa, Ver.
por archivo multigráfica

Quién diría.

13/07/2016 23:10:57 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Desde hace casi doce años, se implementó un operativo dentro del gobierno local para generar o crear un Enemigo Público común entre los veracruzanos y nomás no pegó. La sociedad jamás entró en el garlito de Fidel Herrera y Javier Duarte. Sólo fue testigo de una guerra de odio de unos para el otro.


Quién diría. A casi 40 días de las elecciones, al menos Javier Duarte es víctima de lo que su antecesor y él buscaron con tanto afán sin ningún éxito: La sociedad veracruzana, al menos en las redes sociales, responde al exhorto de Miguel Ángel Yunes Linares para repudiarlo... ¡ya tienen su enemigo público común!



II



Escucho al Gobernador electo hacer ese exhorto (de repudiar a Duarte) y de inmediato veo las respuestas en el Facebook a su demanda en contra del Gobernador Constitucional: rata, minusválido mental, descerebrado, loco, cárcel, manicomio, ratero, hasta por allí había uno dispuesto a tomar las armas de ser necesario, con tal de que se vaya de una vez, ¡ya, ya, ya!



El discurso de odio no es nuevo, digo, el más cercano que tuvimos fue precisamente el de Héctor contra su propio primo; o un poquito más lejos, el de Andrés Manuel López Obrador contra el Espurio o el Innombrable; ahora que si bien, podemos citar uno más alejado que es el de Donald Trump contra los migrantes mexicanos.



No digo que esté mal el discurso de Yunes Linares; al contrario... utilizarlo en su momento, en su circunstancia y dirigido con los adjetivos correctos, es un arte.



Por eso, cuando dice que Javier Duarte de Ochoa está mal de sus facultades, que sea una vergüenza que Juan Nicolás Callejas sea el líder parlamentario de la mayoría en el Congreso, tacharlo de rémora del sistema político mexicano, y rematar con la amenaza (o advertencia, para que no se oiga tan feo) de invadir la privacidad de los diputados que aprueben la basificación de los empleados del Gobierno estatal, difundiendo sus fotos, sus correos y números de celular, para que los repudie la sociedad, y haya una respuesta positiva al menos en las redes, es saber emplear el "hate speech".



III



Se entiende la posición de Yunes Linares ante la posibilidad de basificar a miles y miles de empleados. Como él mismo lo dice, será un duro golpe para el presupuesto estatal que ha de devenir en ninguna oportunidad para hacer obra. Se entiende que también involucre a los "aviadores", vividores del sistema, que bien pudieron cumplir con sólo tres requisitos indispensables para tener un ofensivo sueldo y un buen puesto: Apellido, padrino y un "dispuesta a todo". ¿Cuántos hijos o hijas de funcionarios reciben "la oportunidad" de empezar a "trabajar" como jefes o les inventan puestos, encargos, con buenos sueldos? Lo mismo ocurre con los cuates y con las novias o las/los amantes... lamentablemente, creo que con la propuesta de basificación, se jugó con los sentimientos de los empleados que vislumbran en ello, sólo una cosa: la esperanza de tener un trabajo seguro y un futuro con tranquilidad que, quizás, de darse la aprobación de los diputados, no creo que lo tengan y lo peor, llevaría a peor situación al estado.



IV



Sólo para precisar. El "discurso de odio" de Yunes Linares es ajeno a racismo, al menos yo lo veo despegado a lo discriminatorio y no creo que raye ni siquiera en bullying... su "Hate speech" está más enfocado a esta ola de descontento social de universitarios, pensionados, maestros, mismos empleados del Gobierno estatal, sociedad en general, víctima directa o indirecta de la inseguridad, lo que Yunes Linares aprovecha para subirse a la cresta de la ola, primero, por ser Gobernador electo (lo que le da los reflectores); y segundo, porque se vuelve vocero del malestar social... simplemente a lo mejor dice lo que la gente quiere oír... porque ambos, sociedad y Gobernador electo ya tienen un enemigo público común.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.