Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Pañales y funcionarios
No sé cómo fue que llegamos a esa tienda la primera vez y con la frescura del mundo, tomamos el paquete. Bueno, quizás ahí no había problema... ¿quién no agarra un paquete de pañales para adulto?, digo, debe ser de lo más normal en una persona de 47 años; digo, debe ser de lo más cotidiano que pueda ver un vendedor en una farmacia. Incluso, hasta recordé aquella ocasión cuando niño, una de mis primas me mandó a comprar toallas femeninas.
19/07/2016 11:37:00 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
 Llegué a la farmacia de San José, las pedí, las pagué y el tendero me preguntó si las envolvía en papel ¿como si fueran un regalo?, ¡claro que no! y salí con paquete, corriendo y aventando lo más alto posible el paquete de toallas femeninas mientras la gente observaba con curiosidad mi malabarismo... ¡jamás dejé que tocara el suelo! ¡Vamos! Estaba seguro que tenía pasmado a esas señoras y señoritas que abrían los ojos y ahogaban un "oh" con la mano en la boca y esas risitas de señores eran de puritita envidia... hasta que mi prima me preguntó por qué no las habían envuelto en papel estrasa y comprendí que algo había hecho mal.


II



Cada vez que terminaba de comer, salía corriendo al baño... mi madre me decía que parecía pato. No entendía su comparativo. Sólo tuve un pato del que no recuerdo su nombre pero sí el llanto que arrojé sobre el plato de mole cuando mi madre me dijo que ahí estaba mi pato.



Años más tarde, mi madre me seguía diciendo que parecía pato pero ya sabía el porqué aunque sólo de leídas: el pato camina ¡y caga! Dice el poeta: "su propia naturaleza lo destina a eso... el ser humano nace y caga / La propia madre le limpia y hasta los 3 años el olor no deja respirar a los hermanos... y quien lo parió lo sigue limpiando". Nunca he visto a un pato caminar y que cague... me sentiría algo coprofílico tratando de comprobar la naturaleza del pato.



III



Amanecer y encontrarse con la noticia de que una vez más, parece que la cagan nuestros políticos, nuestros funcionarios, me hace extrañar a mi pato, y no precisamente al de plumaje amarillo que vi crecer hasta alcanzar ese abrigo blanco que combinaba a la perfección con sus patas y pico naranjas... sino al que pusieron en mi platillo con mole. ¿Javier Duarte compró una acción para ser socio de un Club Deportivo? ¿Le da su salario para ello? Creo que sí, para eso y más, sin embargo, hoy, cualquier paso que dé Javier Duarte de Ochoa es tan similar al paso que dé un pato... ¡la va a cagar! y es curioso, porque hoy, el Gobernador también me recuerda al dicho de mi madre: "parece pato", porque realmente ya no es necesario que haga o no deje de hacer, el juicio social, severo, lo condena, lo hace culpable, de lo que sea.



IV



Llegamos a la caja con nuestro paquete de pañales para adultos. Sé que a mis 47 años debe parecer extraño, digo, para que sea escudriñado por la mirada del cajero de esa manera... no me importa. Tampoco me importa que no haya bolsas o papel que oculte ese paquete de pañales para adulto aunque en el carro del super destaquen por su tamaño... no falta el vecino que nos encontremos y obligue en la charla a detener nuestro trajinar rumbo al estacionamiento. Su mano la descansa en el paquete de pañales para adulto y no deja de ser un mensaje corporal de que le digamos algo sobre ese paquete de pañales para adultos... pero sin ningún resultado.



Sí, no me resigno; incluso, cuando el doctor lo recomendó, me resistía hasta que fui convencido por la Mujer ante los funestos resultados de no usarlos...



No obstante, ver los últimos papelones de Javier Duarte de Ochoa, de nuestros legisladores locales, de ese ex candidato a la Gubernatura, de ese diputado electo que invierte en Costa Rica y gastó más de lo que la Ley le permitía, hacen que me rebele y me pregunte: ¿No son ellos quienes deberían de estar usando pañal porque es evidente que a cada rato la cagan, y no mi perrhijo Harry, que por su incontinencia, sólo la mea?



Así de injusta a veces es la vida... nuestra política apesta a mierda de nuestros funcionarios; en mi casa hay cierto olor a miados de mi perrhijo, mientras veo a la Mujer poniendo en el lugar de Harry, un pañal blanco de adulto que ha de servirle como cama.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"