Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La autocrítica de Duarte
A veces hablar de Javier Duarte de Ochoa o de Miguel Ángel Yunes Linares me hace sentir monotemático que hasta leerme me da hueva.
16/08/2016 01:55:47 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
No obstante, tenemos a un grupo de lectores que han hecho de las redes sociales su arena política, su circo romano, y ansían con desesperación ver cada día, cada instante, al Gobernador electo o al Constitucional, abriéndose en canal... para echar las vísceras.


Y aunque trato de evitar ser parte de este exhibicionismo entrañable (de entrañas, pues), a veces es totalmente inevitable, porque pareciera que Javier Duarte está empecinado en autoinmolarse... vea el porqué:



Estaba seguro que la nota era de la página web "Deforma". Digo, por la cabeza o título: "No le debo nada a Veracruz; me voy satisfecho y dejo uno de los estados más seguros del país, afirma Duarte".



Sí, para la percepción ciudadana, ya con la cabeza de esta nota, todo indica que es una broma del "Deforma", sitio web que se dedica a hacer noticias chuscas tan buenas que muchas se las han tomado como ciertas... pero no. La nota es de http://imagendelgolfo.mx/ y aunque no tiene crédito, está localizada en Poza Rica y fechada el 14 de este mes.



Aunque a fuerza de ser sinceros, bien podríamos decir que Duarte tiene razón:



* No le debe nada a Veracruz... ¡le debe a los pensionados, a los medios, a los empresarios, a la UV, y a quien usted quiera agregar.



* ¡Claro que se va satisfecho! La idea de engraparse el estómago es para sentirse satisfecho pronto y evitar seguir comiendo...

* Veracruz, uno de los estados más seguros... sí, porque es seguro que te roben, es seguro que te levanten, es seguro que te acuchillen mientras corres, es seguro que te secuestren, es seguro que te den medicina caducada...



Alabanza en boca propia es vituperio. La autocalificación o autocrítica que hace Javier Duarte de Ochoa de sí como administrador del Estado, es evidente que dista mucho de lo que cree un alto porcentaje de veracruzanos... al menos en las redes sociales y en las manifestaciones y plantones, o en todo Veracruz, es lo que se ve.



El oficio de Corrector... el arte de ser Corrector



Mi labor en los periódicos empezó allí, en una mesita con un marcador negro revisando textos y textos. Realmente lo que aprendía en la Facultad lo afinaba mejor con el apoyo de Polo Rodríguez, entonces subdirector de Redacción del diario "Política", que nunca negó su apostolado por la enseñanza... hasta la fecha.



Errores como "Fallece Malpica Vivendi" fue uno de los clásicos que no voy a olvidar, porque lejos de encabronarse Yayo Gutiérrez, lo vio como una mala broma del destino que me explicó con una serenidad distante a la de mis primeros años en ese periódico, donde cada vez que se nos iba un error, decía: "¡Van a decir que todos somos una bola de pendejos!"



El porqué no se encabronó y sus razones, me las reservo...



Esto de la Corrección viene a colación porque ayer, se me fue uno garrafal que quizás a muchos les haya pasado, escriban o no, sean reporteros o no... cuando la memoria digital (es decir, lo que hacen los dedos sobre el teclado), que sabe perfectamente dónde está cada letra, contradice al razonamiento en complicidad con otro sentido.



Escribí sobre el tenista Santiago González Torre, pero quizás motivado por la amistad con Sergio González Levet, mi memoria digital me traicionó así como mi vista, porque antes de enviar un texto, mínimo, lo leo tres veces y entonces, se fue mal mi columna: Hablé de Sergio González y no de Santiago González.



A veces la labor de un corrector es resumida a que no se vaya mal escrito un nombre, en el sentido de que le falte un acento o haya un error de dedo, porque no es lo mismo que uno ponga Verdugo que Ver... bueno, ¿me entendieron no?; o quizás de que lleve mayúscula o minúscula un cargo; o a lo mejor una coma (,) (¡hey! ¿ya vieron que sugestiva se ve la "coma" entre paréntesis?) o un punto y seguido mal puesto... pero el oficio de corrector además de una exigente sintaxis, implica a veces conocimiento de causa, curiosidad, investigación y por supuesto, amor a su trabajo.



Beda García Guzmán ayer me llevó a recordar mis inicios en este oficio. Me corrigió el nombre mal escrito; quitó el Sergio y puso el Santiago. Mas no sólo eso. Me hizo sentir bien, me hizo sentir que el oficio de corrector sigue siendo de suma importancia y tan valioso como cualquier eslabón del periodismo. Tan relevante el reportero, el editor, como el corrector.



Sólo basta decir: ¡Gracias Beda por tu valiosa entrega al trabajo! Y de paso, al amigo Gustavo González Godina, quien también me echó la mano.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.