Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Héctor, Pepe y el PRI
Dicen que el PRI de Veracruz deberá aprender a ser oposición ahora que gobierne Miguel Ángel Yunes Linares. Quizás es cierto, pero es evidente que antes que aprender tal, deberá primero saber lo que es Perder.
27/09/2016 09:52:15 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz



Conste, no me refiero al hecho que empezó a germinar a partir de las 23 horas del cinco de junio, cuando se supo quién llevaba las ventajas, sino asimilar la derrota, ¿en qué sentido? en no buscar responsables del fracaso porque eso es lo más fácil; lo complicado es reconocer los yerros propios... pero eso es el primer paso y es evidente que aún muchos gatean en la derrota.



II



Se entiende que señalen que el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa "ayudó" a que el electorado buscara otras opciones con su voto. Es comprensible cuando un gran número de colaboradores del mandatario actual y el anterior, ofendieron con sus desplantes de "nuevos ricos" a una sociedad cada vez más pobre; incluso, cuando ofendieron a una militancia sumisa creando "liderazgos" a punta de billetes; o cuando ofendieron la inteligencia de un pueblo al desvirtuar la realidad del veracruzano en primeras planas con un Veracruz ficticio y un Gobernador feliz... y hoy, esas mismas planas, ante la ausencia de billete, "ya ven" la realidad del veracruzano... eso lo sabían muchos priistas que hoy se sienten lastimados pero que comieron en la misma mesa de quien hoy critican y acusan. ¡Peor! Eso lo sabían, desde antes, aquéllos que fueron candidatos a diputado... y aquél que fue candidato a Gobernador.



III



No se trata de olvidar lo (des)hecho por el Gobernador, ¡vamos! eso lo recuerdan a la perfección los que en este momento son oposición. ¿Qué gana Héctor despotricando de quien en un momento llamó "lastre", "pasivo", y en otro momento, "mi jefe político"? Quién sabe, pero al menos, por principio, debería de empezar por la congruencia.



Y no sólo él... la suerte de Javier Duarte no es competencia ni de Héctor ni de Pepe, ni de ningún otro priista veracruzano; lo que sí les compete, a ambos senadores, que son las dos figuras más representativas del partido, es unificar precisamente al partido que está partido, que aún está en shock, que no alcanza a reaccionar ante la madriza que les acomodó Miguel Ángel Yunes Linares. Que conste... no se trata de devolverle madrazos al Gobernador electo, sino de acercarse al priista, al militante, al que ama su camiseta, y refundarse con ellos y no refundir al PRI, porque, se insiste, eso lo hizo a la perfección la alianza PAN-PRD... ¿y Duarte?



IV



Volver a reconstruir al PRI es también una obligación de Héctor y Pepe por ser quienes son en esta circunstancia y hacerlo con esa militancia que fue y es olvidada incluso en estos momentos de catatonia, que la han dejado a la deriva, que no sabe qué hacer. Héctor y Pepe deberían empezar a generar un liderazgo, no dos, y en aras de justicia, buscar el justo medio en su balanza en pos de evitar un Hector-ismo o un Pep-ismo y apostar mejor por un PRI-ismo, que debe empezar a trabajar para ser oposición del PAN-PRD en el Gobierno, y no del PRI, porque si bien Javier Duarte no es el partido, se le permitió serlo con su silencio. Aprender de la derrota es vital para el PRI si quiere volver a recuperar la credibilidad pero en sí mismo, antes que la de la sociedad.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.