Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
PRD: Estrategia, no "imposición"
30/11/2016 - Xalapa, Ver.
por archivo multigráfica
A unas horas de que Miguel Ángel Yunes Linares asuma la gubernatura de Veracruz, el PRD igual estará de encontrarse sin dirigente de partido y sin secretario general, bajo el entendido de que ambos, Rogelio Franco Castán como Jorge Flores Lara, han de acompañar al Gobernador en estos dos años; uno, como secretario de Gobierno; el otro, como subsecretario de Educación.
30/11/2016 09:13:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz



Siendo sinceros, es desde el pasado 24 de noviembre que el PRD anda sin cabeza, sin dirigente de partido, pues Rogelio Franco presentó su renuncia ¡antes que el Fisculín!



Y vaya que anda movido el futuro secretario de Gobierno, tan así, que sacudió cielo y mar en la Universidad Veracruzana para poder tramitar su cédula profesional y poder salvar el único escollo que podría impedir su ungimiento como el número 2 del gobierno de Yunes.



Cosa contraria a Jorge Flores Lara, pues de acuerdo a los estatutos, no está obligado a renunciar como el dirigente del partido, pero en un acto de congruencia política, debió presentar su separación del cargo por la tarde-noche de este martes, con lo que de plano, tendremos por unos días, acéfala la dirigencia y secretaría general del Sol Azteca.



Así las cosas, los estatutos del PRD obligan a la convocatoria del IV Pleno del IX Consejo Estatal del PRD, para este próximo cuatro de diciembre para la elección de ambos cuadros en el Hotel Villa Las Margaritas, 11 horas.



Si la lógica no falla, es seguro que Rogelio Franco haya pensado en ello antes de su salida y debió buscar un aliado que sea extensión de su alianza con Miguel Ángel Yunes Linares (conste, no dije que con el PAN) en función de los próximos comicios de corte municipal, más cuando se dice que el Sol Azteca, si bien tendrá decisión en pocos municipios, éstos son de buen tamaño, tanto en lo geográfico como en lo político, y baste citar sólo algunos ejemplos, como son Poza Rica, Xalapa y Coatzacoalcos.



No, no se piense como "imposición" de Rogelio, sino debe verse como una estrategia política si se piensa en un proyecto de ocho años donde al final de cuentas, se fortalezcan Yunes Linares, el PRD así como el PAN.



Cabe recordar que Rogelio ya había iniciado actividades para los próximos comicios, por citar un solo ejemplo, el caso de Xalapa, donde su pretensión era llevar como candidato a Ricardo Ahued Bardahuil, pero nomás no cuajó... luego entonces, experimentar con un nuevo liderazgo con el tiempo encima, no cabe, y eso deben entenderlo las tribus del partido si es que quieren mantenerse al lado del poder y por ende, en el poder.



Así, el dirigente que se designe el próximo cuatro de diciembre, ya tendrá la línea a seguir en el partido, en perfecta comunión con Rogelio Franco (que no con el secretario de Gobierno, demos el beneficio de la duda) y con Yunes Linares en pos de la alianza para confrontar el 2018... apoyados con el PAN.



Así entonces, nada más falta que sea Jesús Velázquez el nuevo dirigente del PRD para que las cosas se asienten y la transición en el partido no sea motivo de desajuste, desequilibrio ni división a su interior, y mucho menos al exterior, que pueda provocar en su ex dirigente, un asunto que atender desde Palacio de Gobierno.



smcainito@gmail.com


PRD: Estrategia, no "imposición"


Salvador Muñoz



A unas horas de que Miguel Ángel Yunes Linares asuma la gubernatura de Veracruz, el PRD igual estará de encontrarse sin dirigente de partido y sin secretario general, bajo el entendido de que ambos, Rogelio Franco Castán como Jorge Flores Lara, han de acompañar al Gobernador en estos dos años; uno, como secretario de Gobierno; el otro, como subsecretario de Educación.



Siendo sinceros, es desde el pasado 24 de noviembre que el PRD anda sin cabeza, sin dirigente de partido, pues Rogelio Franco presentó su renuncia ¡antes que el Fisculín!



Y vaya que anda movido el futuro secretario de Gobierno, tan así, que sacudió cielo y mar en la Universidad Veracruzana para poder tramitar su cédula profesional y poder salvar el único escollo que podría impedir su ungimiento como el número 2 del gobierno de Yunes.



Cosa contraria a Jorge Flores Lara, pues de acuerdo a los estatutos, no está obligado a renunciar como el dirigente del partido, pero en un acto de congruencia política, debió presentar su separación del cargo por la tarde-noche de este martes, con lo que de plano, tendremos por unos días, acéfala la dirigencia y secretaría general del Sol Azteca.



Así las cosas, los estatutos del PRD obligan a la convocatoria del IV Pleno del IX Consejo Estatal del PRD, para este próximo cuatro de diciembre para la elección de ambos cuadros en el Hotel Villa Las Margaritas, 11 horas.



Si la lógica no falla, es seguro que Rogelio Franco haya pensado en ello antes de su salida y debió buscar un aliado que sea extensión de su alianza con Miguel Ángel Yunes Linares (conste, no dije que con el PAN) en función de los próximos comicios de corte municipal, más cuando se dice que el Sol Azteca, si bien tendrá decisión en pocos municipios, éstos son de buen tamaño, tanto en lo geográfico como en lo político, y baste citar sólo algunos ejemplos, como son Poza Rica, Xalapa y Coatzacoalcos.



No, no se piense como "imposición" de Rogelio, sino debe verse como una estrategia política si se piensa en un proyecto de ocho años donde al final de cuentas, se fortalezcan Yunes Linares, el PRD así como el PAN.



Cabe recordar que Rogelio ya había iniciado actividades para los próximos comicios, por citar un solo ejemplo, el caso de Xalapa, donde su pretensión era llevar como candidato a Ricardo Ahued Bardahuil, pero nomás no cuajó... luego entonces, experimentar con un nuevo liderazgo con el tiempo encima, no cabe, y eso deben entenderlo las tribus del partido si es que quieren mantenerse al lado del poder y por ende, en el poder.



Así, el dirigente que se designe el próximo cuatro de diciembre, ya tendrá la línea a seguir en el partido, en perfecta comunión con Rogelio Franco (que no con el secretario de Gobierno, demos el beneficio de la duda) y con Yunes Linares en pos de la alianza para confrontar el 2018... apoyados con el PAN.



Así entonces, nada más falta que sea Jesús Velázquez el nuevo dirigente del PRD para que las cosas se asienten y la transición en el partido no sea motivo de desajuste, desequilibrio ni división a su interior, y mucho menos al exterior, que pueda provocar en su ex dirigente, un asunto que atender desde Palacio de Gobierno.



smcainito@gmail.com


PRD: Estrategia, no "imposición"


Salvador Muñoz



A unas horas de que Miguel Ángel Yunes Linares asuma la gubernatura de Veracruz, el PRD igual estará de encontrarse sin dirigente de partido y sin secretario general, bajo el entendido de que ambos, Rogelio Franco Castán como Jorge Flores Lara, han de acompañar al Gobernador en estos dos años; uno, como secretario de Gobierno; el otro, como subsecretario de Educación.



Siendo sinceros, es desde el pasado 24 de noviembre que el PRD anda sin cabeza, sin dirigente de partido, pues Rogelio Franco presentó su renuncia ¡antes que el Fisculín!



Y vaya que anda movido el futuro secretario de Gobierno, tan así, que sacudió cielo y mar en la Universidad Veracruzana para poder tramitar su cédula profesional y poder salvar el único escollo que podría impedir su ungimiento como el número 2 del gobierno de Yunes.



Cosa contraria a Jorge Flores Lara, pues de acuerdo a los estatutos, no está obligado a renunciar como el dirigente del partido, pero en un acto de congruencia política, debió presentar su separación del cargo por la tarde-noche de este martes, con lo que de plano, tendremos por unos días, acéfala la dirigencia y secretaría general del Sol Azteca.



Así las cosas, los estatutos del PRD obligan a la convocatoria del IV Pleno del IX Consejo Estatal del PRD, para este próximo cuatro de diciembre para la elección de ambos cuadros en el Hotel Villa Las Margaritas, 11 horas.



Si la lógica no falla, es seguro que Rogelio Franco haya pensado en ello antes de su salida y debió buscar un aliado que sea extensión de su alianza con Miguel Ángel Yunes Linares (conste, no dije que con el PAN) en función de los próximos comicios de corte municipal, más cuando se dice que el Sol Azteca, si bien tendrá decisión en pocos municipios, éstos son de buen tamaño, tanto en lo geográfico como en lo político, y baste citar sólo algunos ejemplos, como son Poza Rica, Xalapa y Coatzacoalcos.



No, no se piense como "imposición" de Rogelio, sino debe verse como una estrategia política si se piensa en un proyecto de ocho años donde al final de cuentas, se fortalezcan Yunes Linares, el PRD así como el PAN.



Cabe recordar que Rogelio ya había iniciado actividades para los próximos comicios, por citar un solo ejemplo, el caso de Xalapa, donde su pretensión era llevar como candidato a Ricardo Ahued Bardahuil, pero nomás no cuajó... luego entonces, experimentar con un nuevo liderazgo con el tiempo encima, no cabe, y eso deben entenderlo las tribus del partido si es que quieren mantenerse al lado del poder y por ende, en el poder.



Así, el dirigente que se designe el próximo cuatro de diciembre, ya tendrá la línea a seguir en el partido, en perfecta comunión con Rogelio Franco (que no con el secretario de Gobierno, demos el beneficio de la duda) y con Yunes Linares en pos de la alianza para confrontar el 2018... apoyados con el PAN.



Así entonces, nada más falta que sea Jesús Velázquez el nuevo dirigente del PRD para que las cosas se asienten y la transición en el partido no sea motivo de desajuste, desequilibrio ni división a su interior, y mucho menos al exterior, que pueda provocar en su ex dirigente, un asunto que atender desde Palacio de Gobierno.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.