Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El Fiscal y el Verdugo
Dicen que este viernes han de elegir al nuevo Fiscal (o Fiscala) General del Estado. La verdad, no sé... me extravié un poco viendo series y películas en estas vacaciones de fin de año.
30/12/2016 11:48:39 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz



¿Ya vio "Los 8 más odiados"?



No sé si caiga en el género de Western rayando también en el Misterio y mezclado con un poco del Gore, muy característico en Quentin Tarantino, pero es una película que atrapa, aunque tenga más narrativa que acción... desde mi punto de vista...



De los actores, ¡ni se diga! Samuel L. Jackson, Kurt Rusell (de mis años 80 "Escape de NY"), Demian Bichir, Tim Roth (me sigue pareciendo extraordinaria su actuación en "El Planeta de los Simios" y en la serie "Lie to me", pero creo sigue resaltando "Perros de Reserva") y Michael Madsen (¿Recuerdan "Especies"?; bueno, igual en "Perros de Reserva" y "Kill Bill"), entre otros actores.



II



Los discursos de "Los 8 más odiados" no adormecen, sino que obligan a las conjeturas. Es más, su desarrollo hace que por un momento nos olvidemos totalmente de la política... ¡hasta que aparece Tim Roth! interpretando a "Oswald Mobray", el Verdugo, quien se dirige a Red Rock para ejecutar a una asesina: "Daisy Domergue" (Jennifer Jason Leigh).



Lo curioso es que se encuentra con su "clienta", quien es trasladada por el caza-recompensas John Ruth (Kurt Rusell), pero por una tormenta eléctrica, todos los personajes se concentran en una posada.



Es cuando sin querer, en el diálogo que se da entre "John Ruth" y "Oswald Mobray", es inevitable recordar el papel que han de desarrollar nuestros diputados, si este viernes eligen al Fiscal (o Fiscala) General del Estado, entre Tania Vázquez Muñoz, Gerardo Ramos y Jorge Winckler.



III



Permítame el lector poner los siguientes diálogos de la película:



OSWALD MOBRAY- Transportar a un prisionero desesperado y hostil como ella parece trabajo duro. ¿No sería más fácil transportarla muerta? Nadie dijo que el trabajo fuera fácil. ¿Por qué le importa tanto que la cuelguen?

JOHN RUTH- No me gusta timar al verdugo. También tiene que ganarse el pan.

OSWALD MOBRAY- Se lo agradezco. Permítame presentarme como debe de ser. Yo soy Oswaldo Mobray, el verdugo en estas partes.

Al estar tomando licor para entrar en calor, "Oswald Mobray" explica a "Daisy Domergue", la asesina, el papel que él tiene ante la sociedad:



"John Ruth quiere llevarte a Red Rock a que te juzguen por asesinato. Y si te declaran culpable, la gente de Red Rock te colgará en la plaza del pueblo. Y como verdugo, yo seré quien te ejecute. Y si todo eso pasa, al final, es lo que la sociedad civilizada llama ‘justicia'. De cualquier forma, si los seres queridos y familiares de la persona que asesinaste, estuvieran en la puerta ahora y después de derribarla, te sacaran a la nieve y te colgaran del cuello, eso sería justicia fronteriza (*). La buena parte de la justicia fronteriza es que aplaca la sed, pero lo malo es que a veces se equivoca y a veces no..."



JOHN RUTH- En tu caso te lo mereces pero otras personas quizás no tanto.



OSWALD MOBRAY: Pero al final, ¿cuál es la diferencia real entre las dos? La diferencia real ¡soy yo! El verdugo. Para mí no importa lo que hiciste. Te cuelgo y no tengo satisfacción porque ese es mi trabajo. te cuelgo en Red Rock y voy al siguiente pueblo y cuelgo a alguien más allá. El hombre que jala la palanca y te rompe el cuello es un hombre desapasionado. Y esa falta de pasión es la esencia de la justicia, pues la justicia hecha con pasión siempre corre el peligro de no ser justicia.



(*) La justicia fronteriza suele referirse al castigo extrajudicial motivado por la inexistencia de ley y orden o insatisfacción con la justicia.



IV



¿Y por qué me recordó el Verdugo Oswald Mobray a la decisión que han de tomar los diputados, si se da este viernes, con relación al Fiscal (o Fiscala) General del Estado? ¡Ah! Porque si bien es cierto que esperamos que quien esté a cargo de procurar justicia en Veracruz, actúe siempre de manera pronta y expedita, igual lo haga desprovisto de cualquier tinte de revanchismo, de venganza personal y por supuesto, sin que sea una extensión del Poder Ejecutivo, o peor aún, personalizado, de Miguel Ángel Yunes Linares.



Claro que si volteamos al pasado inmediato, por lo regular, nuestro fiscal o procuradores de Justicia no han dejado de ser eso, sólo un apego del Gobernador en turno dejando de ser el "Verdugo", que sólo hace su trabajo, con la esencia de la justicia: sin apasionamientos, lo que en buen cristiano sería: sin conflicto de intereses... pero sea cual fuere la decisión del Congreso, no deje de ver "Los 8 más odiados".



smcainito@gmail.com


El Fiscal y el Verdugo


Salvador Muñoz



Dicen que este viernes han de elegir al nuevo Fiscal (o Fiscala) General del Estado. La verdad, no sé... me extravié un poco viendo series y películas en estas vacaciones de fin de año.



¿Ya vio "Los 8 más odiados"?



No sé si caiga en el género de Western rayando también en el Misterio y mezclado con un poco del Gore, muy característico en Quentin Tarantino, pero es una película que atrapa, aunque tenga más narrativa que acción... desde mi punto de vista...



De los actores, ¡ni se diga! Samuel L. Jackson, Kurt Rusell (de mis años 80 "Escape de NY"), Demian Bichir, Tim Roth (me sigue pareciendo extraordinaria su actuación en "El Planeta de los Simios" y en la serie "Lie to me", pero creo sigue resaltando "Perros de Reserva") y Michael Madsen (¿Recuerdan "Especies"?; bueno, igual en "Perros de Reserva" y "Kill Bill"), entre otros actores.



II



Los discursos de "Los 8 más odiados" no adormecen, sino que obligan a las conjeturas. Es más, su desarrollo hace que por un momento nos olvidemos totalmente de la política... ¡hasta que aparece Tim Roth! interpretando a "Oswald Mobray", el Verdugo, quien se dirige a Red Rock para ejecutar a una asesina: "Daisy Domergue" (Jennifer Jason Leigh).



Lo curioso es que se encuentra con su "clienta", quien es trasladada por el caza-recompensas John Ruth (Kurt Rusell), pero por una tormenta eléctrica, todos los personajes se concentran en una posada.



Es cuando sin querer, en el diálogo que se da entre "John Ruth" y "Oswald Mobray", es inevitable recordar el papel que han de desarrollar nuestros diputados, si este viernes eligen al Fiscal (o Fiscala) General del Estado, entre Tania Vázquez Muñoz, Gerardo Ramos y Jorge Winckler.



III



Permítame el lector poner los siguientes diálogos de la película:



OSWALD MOBRAY- Transportar a un prisionero desesperado y hostil como ella parece trabajo duro. ¿No sería más fácil transportarla muerta? Nadie dijo que el trabajo fuera fácil. ¿Por qué le importa tanto que la cuelguen?

JOHN RUTH- No me gusta timar al verdugo. También tiene que ganarse el pan.

OSWALD MOBRAY- Se lo agradezco. Permítame presentarme como debe de ser. Yo soy Oswaldo Mobray, el verdugo en estas partes.

Al estar tomando licor para entrar en calor, "Oswald Mobray" explica a "Daisy Domergue", la asesina, el papel que él tiene ante la sociedad:



"John Ruth quiere llevarte a Red Rock a que te juzguen por asesinato. Y si te declaran culpable, la gente de Red Rock te colgará en la plaza del pueblo. Y como verdugo, yo seré quien te ejecute. Y si todo eso pasa, al final, es lo que la sociedad civilizada llama ‘justicia'. De cualquier forma, si los seres queridos y familiares de la persona que asesinaste, estuvieran en la puerta ahora y después de derribarla, te sacaran a la nieve y te colgaran del cuello, eso sería justicia fronteriza (*). La buena parte de la justicia fronteriza es que aplaca la sed, pero lo malo es que a veces se equivoca y a veces no..."



JOHN RUTH- En tu caso te lo mereces pero otras personas quizás no tanto.



OSWALD MOBRAY: Pero al final, ¿cuál es la diferencia real entre las dos? La diferencia real ¡soy yo! El verdugo. Para mí no importa lo que hiciste. Te cuelgo y no tengo satisfacción porque ese es mi trabajo. te cuelgo en Red Rock y voy al siguiente pueblo y cuelgo a alguien más allá. El hombre que jala la palanca y te rompe el cuello es un hombre desapasionado. Y esa falta de pasión es la esencia de la justicia, pues la justicia hecha con pasión siempre corre el peligro de no ser justicia.



(*) La justicia fronteriza suele referirse al castigo extrajudicial motivado por la inexistencia de ley y orden o insatisfacción con la justicia.



IV



¿Y por qué me recordó el Verdugo Oswald Mobray a la decisión que han de tomar los diputados, si se da este viernes, con relación al Fiscal (o Fiscala) General del Estado? ¡Ah! Porque si bien es cierto que esperamos que quien esté a cargo de procurar justicia en Veracruz, actúe siempre de manera pronta y expedita, igual lo haga desprovisto de cualquier tinte de revanchismo, de venganza personal y por supuesto, sin que sea una extensión del Poder Ejecutivo, o peor aún, personalizado, de Miguel Ángel Yunes Linares.



Claro que si volteamos al pasado inmediato, por lo regular, nuestro fiscal o procuradores de Justicia no han dejado de ser eso, sólo un apego del Gobernador en turno dejando de ser el "Verdugo", que sólo hace su trabajo, con la esencia de la justicia: sin apasionamientos, lo que en buen cristiano sería: sin conflicto de intereses... pero sea cual fuere la decisión del Congreso, no deje de ver "Los 8 más odiados".



smcainito@gmail.com





Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.